Modric  | EFE

“¿Sabes lo de Modric?”. Y en el Real Madrid no se habla de otra cosa

stop

El croata pone el club de la capital patas arriba

11 de diciembre de 2018 (12:17 CET)

Lo tenía hecho. El centrocampista del Real Madrid Luka Modric estaba en la rampa de salida el pasado verano. El Inter de Milán esperaba con una suculenta oferta que le aseguraba un contrato multimillonario para los próximos seis años.

Los italianos le ofrecían más de 10 millones de euros por temporada para los próximos seis cursos. Dos de ellos los pasaría en la Serie A, mientras que para los otros cuatro tenia un sitio asegurado en la Superliga China.

Florentino Pérez frena la salida de Modric

Pero Florentino Pérez intervino. Tras las salidas de Zinedine Zidane y de Cristiano Ronaldo, el ‘presi’ no se podía permitir la fuga de otro de los cracks más importantes del equipo.

Así, el mandatario retuvo al croata a golpe de talonario. Le puso u sueldo de ocho millones de euros que le situaba en uno de los escalones salariales más altos.

Pérez acertó. Ahora sigue teniendo en el Real Madrid al The Best y al Balón de Oro. Pero como tal, Modric ha pedido al dirigente una nueva mejora. El de Zadar pretende ganar 10 millones de euros limpios por temporada.

Luka Modric

Modric rechaza la propuesta de Florentino Pérez

Sin embargo, esta solicitud podría terminar con el ‘10’ merengue lejos del Santiago Bernabéu. La contraoferta de Florentino no ha gustado nada a Modric.

El jugador termina contrato en el 2020 y lo que no hará Pérez es subirle el sueldo durante lo que queda de esta temporada y la siguiente y que Luka pueda marcharse en junio del 2020 con la carta de libertad.

Entonces, el centrocampista tendrá 34 años y un par de años de buen fútbol por delante, y el mandatario sabe que todavía podrá sacar tajada por su traspaso. Algo que considera primordial si finalmente sube el sueldo a Modric. De algún sitio tiene que recuperar parte de los millones invertidos.

Pero Modric ha sido claro y tajante. “¿Sabes lo de Modric?”, preguntan por los pasillos de Chamartín. El croata ha dicho “no”. No quiere tener problemas llegado el momento de decidir su futuro. Prefiere tener vía libre para negociar con quien le venga en gana.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad