Cristiano Ronaldo | EFE

“¿Sabes lo de Cristiano Ronaldo?”. Isco, sí: lo que pasa en la Juventus (y es de traca)

stop

El asunto turbio del portugués que corre por el vestuario italiano

26 de agosto de 2018 (17:55 CET)

Cristiano Ronaldo disputó este sábado su segundo partido oficial con la Juventus de Turín. El equipo italiano venció ante la Lazio y el luso volvió a completar 90 minutos, pero se quedó de nuevo con las ganas de ver puerta.

Como en otras ocasiones, al portugués le está costando arrancar. CR7 lo intenta, pero no está fino. Y para muestra un botón.

Cristiano se desespera en Turín

Cristiano ORonaldo remata juve

El portugués es el que más veces ha disparado a portería de las grandes ligas europeas. Hasta 7 veces ha enviado el balón entre palos. Pero sigue sin poder celebrar un gol oficial con los bianconeri.

Una sequía está sacando a relucir la peor cara del Balón de Oro/The Best. La faceta que conocían bien muchos en el Real Madrid como Isco Alarcón, marginado muchas veces por el delantero. Una que llevó a muchos de sus compañeros a darle la espalda. Y es que en la capital terminaron muy hartos de los ataques de ego de Cris.

El ego puede a Cristiano Ronaldo

El delantero se está labrando la misma imagen de egocéntrico que cosechó en el Santiago Bernabéu y su actitud no pasa desapercibida para muchos de sus compañeros. “La Juventus sí es una familia”, afirmó el atacante para la televisión oficial del club. Sin embargo, en Turín ya le han visto el plumero.

Saben en la ciudad transalpina que sus palabras fueron únicamente enfocadas a herir al madridismo y al club blanco, y que esta falsedad la mantiene en muchas ocasiones con sus compañeros. Sin ir más lejos, en el choque de ayer se le vio una fea manía que tenía en el Madrid y que en más de una ocasión le crucificó en la capital. “¿Sabes lo de Cristiano Ronaldo?”, se preguntan por Chamartín a los que les resultó familiar un gesto del ‘7’.

Cristiano Ronaldo lamenta el gol de su equipo

Mario Mandžukić recogió un balón suelto después de un mal control del luso y no perdonó para marcar el 2-0. Pero parece que al ex madridista no le gustó que el croata anotara, tal y como se pudo ver cuando levantó los brazos en modo de lamentación. 

Cristiano corrigió el gesto de su rostro rápidamente y dispuso una sonrisa, pero en el Real Madrid conocen bien las reacciones del luso y saben que solo le gusta celebrar sus goles. Y en el vestuario juventino el asunto no pasa desapercibido.

Tendrá que ir con ojo el atacante si no quiere verse metido en un conflicto en Turín. Allí ya no es el líder que era en el Madrid. Ya no es la vaca sagrada intocable. Todavía tiene que ganare los galones si no quiere que le consideren acabado antes de tiempo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad