Zinedine Zidane y Florentino Pérez | EFE

Reunión (y calentita) de Zidane con Florentino Pérez: cuatro fichajes, seis bajas, un problema, un traidor y una puñalada al Barça de Messi

stop

El presidente y el técnico definen la hoja de ruta a seguir a corto plazo

18 de julio de 2019 (13:35 CET)

El Real Madrid fue uno de los equipos que más actividad aportó al mercado de fichajes en las primeras semanas tras haber terminado el pasado curso. En pocos días los blancos cerraron las incorporaciones de Eden Hazard, Luka Jovic y Ferland Mendy, que se sumaron a Rodrygo Goes, fichado el pasado verano, y a Eder Militao, contratado en el pasado mercado invernal.

Pero desde entonces, silencio absoluto. Florentino Pérez no ha movido más fichas desde entonces. En la T4 del Santiago Bernabéu han preferido tomarse el resto de asuntos pendientes con pies de plomo. Y son unas cuantas las carpetas que tienen abiertas. Unas cuentas pendientes  que el presidente ha ido a tratar en persona con Zinedine Zidane a la concentración en Canadá.

Cuatro fichajes

En una de ellas figuran el resto de incorporaciones que hay pendientes para el equipo de Zidane. Hasta cuatro podrían producirse en las próximas semanas.

La prioridad es la de la contratación de un centrocampista. Toni Kroos, Luka Modric y Casemiro no pueden jugarlo todo si el míster quiere que lleguen en buena forma al tramo decisivo de la temporada. Además, se conoce que el galo está pensando en cambiar de sistema y pasar al 4-4-2, lo que requiere que el Madrid sume algún efectivo más en la medular.

Por otro lado, Zidane quiere un sustituto para Gareth Bale. En las últimas horas el presidente le ha pedido al técnico que recapacite sobre el descarte del galés. Bale no quiere marcharse. No está de acuerdo con ninguna de las opciones que tiene sobre la mesa. Pero ZZ lo tiene claro. Y aunque finalmente el de Cardiff se quede, Zidane quiere un relevo para el británico. Y es que en caso de que Gareth no haga las maletas, Zizou no piensa contar con él más que para la unidad B.

Zinedine Zidane y Gareth Bale

El tercer refuerzo que buscan en el Real es el de un central. El futuro de Jesús Vallejo está en el aire. Es una de las bajas que contempla el técnico. Y tampoco está claro el futuro de Nacho Fernández. Además, Militao no es un fichaje suyo y no las tiene todas en cuando a cómo responderá sobre el terreno de juego. Y quiere tener las espaldas cubiertas en una de las zonas que considera que fue la que más problemas dio el año pasado: la defensa.

Un traidor

Al margen de estos tres, el Madrid no cierra las puertas a un cuarto fichaje. Aunque este dependerá de Modric. Zidane le dijo al croata que contaba con él esta temporada, pero el centrocampista no lo ve claro.

El crack lleva tiempo esperando una mejora del club que no llega y sabe que no le quedan muchas oportunidades para firmar un último gran contrato. Una opción que si le ofrecen en el Milan y que está planteándose aceptar. Si finalmente traiciona a Zidane, el Madrid tendrá que buscar un segundo refuerzo para la medular.

Seis bajas

Por otro lado y a diferencia del de Zadar, hay otros jugadores que sí están en la lista de transferibles. No solo es Vallejo el descartado. Dani Ceballos también lo está. Sin olvidar al mencionado Gareth Bale. Pero no son los únicos.

Dani Ceballos | EFE

El Madrid no cierra las puertas a las salidas de Isco Alarcón, Marco Asensio y Lucas Vázquez. Si llegan ofertas que satisfagan a Florentino, enfilarán la rampa de salida. Zidane no se desharía de ellos. Pero los propios jugadores saben que no tendrán los minutos deseados.

Un problema

El que tampoco tendrá el protagonismo deseado es Vinícius. Florentino quiere que sea un jugador importante a medio plazo. Pero con Eden Hazard en el equipo sus posibilidades se reducen a la mínima expresión. Y el ‘presi’ propone a Zidane que sea el sustituto de Bale que reclama, pero ZZ no le ve preparado para asumir tantas responsabilidades.

Y el que el brasileño haya sido inscrito como jugador del Castilla deja claro que el entrenador todavía no le considera preparado para ser un jugador del primer equipo.

La puñalada a Messi

Todo ello al margen de la operación que todavía no han descartado en el Real Madrid.  En Chamartín andan a la expectativa de lo que ocurra con el caso Neymar. El jugador va como loco por salir del PSG y el Real es uno de los equipos a los que Neymar padre ha ofrecido al crack.

En el Madrid no se plantean mover ficha con las cifras que implicaría el traspaso. Pero saben que con el paso de los días esta bajará y si la opción es factible Florentino no dudará en llevarla a cabo. Un jugador al que el mandatario sabe que Leo Messi quiere volver a tener a su lado y que sabe que vestirlo de blanco sería un duro golpe al argentino y al Barça.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad