Real Madrid: medidas desesperadas para encontrar un sustituto a James Rodríguez

stop

Zidane ha mandado un mensaje alto y claro a Florentino Pérez

Zidane observa a James, con mala cara, en un entrenamiento del Real Madrid | RMCF

06 de agosto de 2016 (22:15 CET)

Zinedine Zidane ha demostrado ser más terco de lo que parecía con la construcción de la plantilla para la próximo temporada. Y ello le honra. Forma parte del pacto fraguado con Florentino Pérez, que le prometió galones si conquistaba la Liga o la Champions. Logró la Undécima y ahora exige que se tenga en cuenta su opinión, algo que siempre le ha costado a Florentino en materia de fichajes y confección de alineaciones.

La disputa viene por la mediapunta. Zidane desveló recientemente que era una posición en la que había exceso de jugadores. Entre otras cosas porque el once tipo de Zidane –similar al del Barça– no contempla la figura del mediapunta, sino que cuenta con dos interiores (Modric y Kroos). Zizou entiende que está bien tener alguien resolutivo en ese puesto para desatascar partido y, al mismo tiempo, para poder jugar de extremo o falso nueve.

James Rodríguez e Isco Alarcón son los dos mediapuntas de la plantilla, pero ninguno es especialmente habilidoso en las bandas. James puede ejercer el papel de falso nueve e Isco se desenvuelve también como interior. Pero no hay acuerdo: Florentino ha colocado a Isco en el mercado a pesar de que Zidane lo prefería por delante de James.

Tres alternativas

Ahora la situación es la siguiente: Zizou aprieta a Florentino para que encuentre un relevo de James en el mercado. En ese caso, tanto James como Isco se irían del Madrid. El problema en el caso del colombiano es el económico. Cuesta encontrar alguien que pague más de 50 millones. Es por ello que no descartan utilizarlo como moneda de cambio en alguna operación sonada.

Y mientras tanto, el Madrid focaliza las tres alternativas para la mediapunta: Eden Hazard (el preferido de Zidane cumple los requisitos de poder jugar como mediapunta y en las bandas), Draxler (es el capricho de Florentino, un jugador habilidoso pero todoterreno y goleador) y Joao Mario (es el tapado y una opción más económica, además de contar con el respaldo de Cristiano).  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad