Rajada contra Zidane de un jugador del Real Madrid

stop

El crack que pone de vuelta y media al míster galo

Zidane recibe el aviso de uno de los cracks de Florentino Pérez  | EFE

01 de julio de 2017 (12:30 CET)

Primera salida. La marcha de Mariano Díaz del Real Madrid ha sido el primer movimiento del Real Madrid en este mercado estival. El delantero fue presentado este mismo viernes como nuevo jugador del Olympique de Lyon.

Al margen de la baja de Pepe, que expiraba su contrato a las 00:00 de este 1 de julio, el movimiento del ariete blanco ha sido la primera operación dl Real en este 2017.

"Estoy muy feliz de estar aquí, es una situación maravillosa llegar a este gran club. Una de las razones para venir aquí era que es un club grande en este país. Este campeonato es uno de los mejores de Europa y tengo la oportunidad de mostrar lo que valgo. El objetivo es superar al PSG", comentaba ya como jugador del conjunto galo.

Apariencias

Sin embargo, el momento que atraviesa el delantero no es de felicidad precisamente. El goleador no quiere volver a Concha Espina.

El canterano se ha ido dolido del Santiago Bernabéu, tal y como ha expresado en su círculo privado. Mariano ha salido quemado de Chamartín.

El motivo no es otro que las promesas incumplidas que le hicieron el pasado verano desde el seno del club y que no se han llegado a cumplir en los nueve meses de competición oficial.

Zinedine Zidane le prometió crecer en el Madrid. Le aseguró el pasado verano que, si se quedaba, tendría minutos para seguir sumando pasos en el equipo de la capital. No obstante, casi un año después, no ha tenido oportunidades.

Máxima efectividad, mínima confianza

Y eso que Mariano aprovechó al máximo los 302 minutos de que dispuso durante la temporada, en los que anotó cinco goles y dio dos asistencias. Pero no han sido suficientes para convencer a los responsables de que merecía dar un paso adelante. Por eso, ante la tesitura de no tener minutos tampoco este año, decidió tomar la opción del conjunto francés.

Su traspaso ha dejado ocho millones de euros a las arcas blancas, mientras que Florentino Pérez se ha asegurado una opción de recompra. Sin embargo, Mariano no quiere volver nunca al Real.