Florentino Pérez | EFE

“Quiero jugar con Messi”. Y no le dejan (o la traición a Florentino Pérez)

stop

El presidente deja a un crack en evidencia en el Real Madrid

23 de marzo de 2018 (12:21 CET)

Hay lío. Isco Alarcón nunca imaginó cuando el año pasado renovó con el Real Madrid que llegaría a la situación que atraviesa ahora en el conjunto blanco.

El andaluz ha ido de más a mucho menos desde su llegada a la capital y son muchos en el club los que opinan que su etapa en Chamartín llegó a su fin.

Isco se queda solo en el vestuario

Sus compañeros en el vestuario blanco ya le pusieron la cruz hace meses. Tal y como reveló Juan Luis Galiacho en el Extraconfidencial"Isco colecciona informes negativos como persona".

“Es un futbolista de gran calidad técnica pero de informes negativos como persona. Informes que hablan sobre su comportamiento y lealtad como compañero, que le ha ocasionado serios disgustos en el vestuario blanco ", añadía el periodista. "Isco es un jugador de gran calidad técnica pero con grandes dobleces como persona dentro del vestuario, donde se le considera por algunos como un traidor", avisaba Galiacho en su artículo.

Asimismo, excepto algunos miembros del clan de los españoles como Marco Asensio o Dani Ceballos, el resto le tiene en el punto de mira. “Es la manzana podrida”, apuntan algunos de los pesos pesados que no le pueden ni ver, como Cristiano Ronaldo.

En este sentido, hasta Sergio Ramos ha tenido que darle más de un toque de atención, señalando su falta de implicación y de compromiso con el equipo.

Zidane ya no confía en Isco

También en el cuerpo técnico están descontentos con Isco. Zidane perdió toda la confianza en el jugador. El galo apostó por él cuando Florentino Pérez le dio a elegir el pasado verano entre Alarcón y James Rodríguez. Pero el francés considera que el de Benalmádena podría haber dado más. Mucho más.

Por eso Zidane ya le dejó claro al andaluz cuál sería su papel si el míster galo sigue en el banquillo. Solo hace falta ver las alineaciones de Zizou en los últimos partidos para comprobar que el futuro del ex del Málaga está fuera del Madrid si ZZ sigue dirigiendo al Madrid.

El galo no ha estado contando con Gareth Bale desde el inicio en los partidos importantes, pero no es Isco el que está entrando en el lugar del británico. Hasta ahora, el de Benalmádena había sido el sustituto habitual del de Gales, pero en los últimos tres partidos no ha sido así. Asensio y Lucas Vázquez le han pasado por delante en las preferencias de Zizou.

La cúpula del Real Madrid le da la espalda

Pero el descontento con el centrocampista no se queda en el vestuario. Los responsables blancos también crucificaron al malagueño hace meses.

Los mandatarios y en especial Florentino Pérez no olvidan las amenazas que el jugador mandó a la T4 del Santiago Bernabéu cuando estaba pendiente de su renovación el año pasado.

Isco terminaba contrato el próximo junio y mandó un aviso a la cúpula: o le pagaban lo que exigía o se marcharía al Manchester City a low cost el pasado verano o al FC Barcelona a coste cero en este. “Quiero jugar con Messi”, le había confesado a más de un compañero en el vestuario, así como entre su entorno. De hecho, el propio jugador reconoció que “había tenido algunos contactos con el Barça”.

Florentino Pérez mueve ficha

El hecho de que antes de fichar por el Madrid también hubiera tonteado con el Barça asustó al mandatario, que decidió jugar sus cartas.

Pérez sacó la chequera y le puso sobre la mesa al media punta el sueldo que pidió, mientras que le prometió que sería una de las piezas claves del equipo a corto plazo. Pero nada más lejos de la realidad. El presidente le pagó lo que pedía, pero mintió cuando le dijo que sería uno de los protagonistas.

Isco renovacion 

Florentino pone a Isco en el punto de mira del Real Madrid

Florentino agotó hace tiempo su paciencia con el futbolista y decidió dejar de taparlo ante la opinión pública. De ahí las informaciones negativas que se han filtrado a la prensa sobre el jugador, y que han provocado que la presión del Santiago Bernabéu caiga sobre su persona.

Asimismo, Pérez ha decidido dejarlo en evidencia, dejando claro que mentía cuando dijo que “había pasado del Barça”, cuando contactaron con él, así como señalando el poco compromiso que mantiene el jugador con el Real Madrid. No quiere más traidores en el vestuario y ha decidido que sea la grada la que juzgue directamente al futbolista. Y son pocos ya los que dan un veredicto a favor de Alarcón.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad