Florentino Pérez recibió a los jugadores de la sección de baloncesto / EFE

“Quiero jugar con Messi”. Y es del PSG (o el fichaje que niega a Florentino Pérez)

stop

Un jugador del PSG en la órbita del presidente blanco declina su oferta y fuerza a su club para que negocie con el Barça

Madrid, 25 de mayo de 2018 (18:10 CET)

El Barça tiene la oportunidad de cerrar una operación deportiva que cierre de una vez por todas el largo capítulo de fichajes desastrosos que está protagonizando. De una tacada, puede cerrar a un jugador a buen precio, con mucho sentido en lo deportivo, y que de un golpe a dos de sus rivales. Faltará ver si es capaz de llevarla a cabo.

Adrien Rabiot está ocupando las portadas francesas en las últimas semanas, y no duda en hacer prevalecer su opinión. Tiene un largo historial de peleas mediáticas en las que acaba consiguiendo su objetivo, y este puede ser la última.

Tras negarse a jugar como pivote defensivo en el Paris-Saint Germain y consolidarse como volante junto a Verratti, Rabiot ha renunciado a la selección francesa después de ver como formaba parte de los “reservas” de Deschamps, y ahora quiere salir del país.

“Quiero jugar con Messi”, ha asegurado a su entorno, y para ello ha hecho oídos sordos a los cantos de sirena que le llegan desde Madrid. Es del gusto de Zidane pero no quiere escuchar a Florentino Pérez hasta que no sepa si el Barça puede ficharle.

Rabiot durante un partido del PSG

Rabiot considera que su seleccionador le ha descartado porque se ha fijado más en jugadores de menos nivel que militan en otras ligas, como es el caso de Tolisso o N’Zonzi, y por ello pondrá fin a su etapa parisina.

La llegada de Tuchel, además, puede ser perjudicial para él, ya que prefiere un estilo de juego algo más pausado que el propuesto por el ex técnico del Borussia Dortmund. Con su contrato acabando en 2019, podría salir por cerca de 60 millones de euros.

Si el Barça logra cerrar la operación, a la que el jugador está más que dispuesto, metería un gol en el mercado de fichajes tanto al PSG como al Real Madrid. Ficharía a un jugador joven con mucho cartel a muy buen precio y, además, equilibraría el equipo.

Con Rabiot ocupando el centro del campo junto a Rakitic y Busquets, Coutinho podría formar como extremo izquierdo mientras que Dembelé actúa como hombre número 12. Daría músculo, sentido y estabilidad a Valverde, pero la directiva azulgrana sólo pasará a la acción si fallan las negociaciones por Griezmann.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad