“Quiero jugar con Messi”. La llamada al Barça que traiciona a Zidane

stop

El francés pierde a un jugador fetiche

“Quiero jugar con Messi”. La llamada al Barça que traiciona a Zidane| EFE

25 de julio de 2017 (18:53 CET)

La temporada del Leicester City fue un hito histórico que perdurará para siempre en la memoria de los aficionados de la Premier League.

Un equipo modesto se aupó al carro de la victoria con un trabajo en equipo digno de un escuadrón de legionarios espartanos, pero también gracias a la genialidad de un par de hombres clave.

El futbolista con más calidad en el Leicester City es Riyad Mahrez, y los grandes clubs europeos suspiran por hacerse con los servicios del argelino una vez el encanto de los foxes parece haber terminado.

Compatriotas y enemigos

Zinedine Zidane siguió con mucha atención la progresión de Mahrez en el Leicester. Las raíces argelinas de Zizou hacen que tenga una especial predilección por el extremo nacido en Sarcelles.

El técnico madridista querría contar con Mahrez en sus filas, y más de una vez se lo ha asegurado al propio futbolista. Pero el 26 del Leicester sabe que es imposible y no ha dudado en mostrar sus preferencias.

Quiero jugar con Messi”. Es el mensaje contundente que ha dado a sus agentes. Mahrez quiere llegar a Barcelona para suplir la posible marcha de Neymar, y competir con quien haga falta por el puesto.

Una salida inminente

El Leicester no podrá retener por mucho más tiempo al que ha sido su estrella en los dos últimos años. Tras la venta de Kanté, Mahrez quiere ser el próximo en dar el gran salto.

“Charlé con el presidente el pasado verano y llegamos a un acuerdo. Me quedaría un año más para echar un mano al Leicester en esta transición tras ganar el título. Quería jugar la Champions League, pero soy un futbolista ambicioso y es el momento de nuevas experiencias”.

Así de contundente se mostró el argelino. Arsene Wenger suspira por él, el Arsenal ha presentado una oferta en firme por el atacante. Pero la ilusión de Mahrez pasa por el Camp Nou, y la directiva sopesa la operación.