“Quiero irme”. El primer desertor en el Real Madrid de Zidane

stop

El crack no aguanta más a las órdenes del galo

Zidane acaba con la paciencia de un jugador del Real Madrid | EFE

12 de octubre de 2017 (14:04 CET)

Desaparecido. Jesús Vallejo todavía no se ha vestido de corto esta temporada. De los 12 partidos que ha jugado el Real Madrid, el central se ha quedado fuera de la convocatoria en ocho por lesión y en dos por decisión técnica, mientras que entró en la lista en dos ocasiones en las que se quedó sin disputar ni un minuto.

Kiko Casilla o Achraf Kakimi, por ejemplo, han jugado más, con 90 minutos a sus espaldas cada uno. De hecho, Vallejo es el único miembro del primer equipo que todavía no ha disputado ni un segundo.

Vuelta a casa

Jesús fue repescado del Eintracht de Francfort, donde la temporada pasada disputó 27 partidos. El defensa fue clave para que los alemanes se plantaran en la final de la Copa de Alemania, que terminaron perdiendo ante el Borussia Dortmund.

Sus actuaciones llamaron la atención de los responsables del Madrid, siempre muy pendientes de las perlas que tienen desperdigadas alrededor del mundo, y decidieron traerlo de vuelta para pasar a formar parte del primer equipo.

Vallejo era consciente de que su papel en el Real sería minoritario. El jugador sabía que en la plantilla hay muchos pesos pesados por delante suyo y que muchos minutos no tendría. Lo que no esperaba el futbolista es que no iba a contar en absoluto para el míster.

A sus 20 años, al maño aún le quedan muchos años de fútbol por delante, pero necesita minutos para seguir creciendo. Así es como llegó a destacar en la Bundesliga.

Sin hueco

Pero con Sergio RamosRaphaël VaranneNacho Fernández y Marcos Llorente – o incluso Casemiro – ser una opción para  Zidane se convierte en una misión muy difícil. Con todo, el futbolista tiene cada día más clara una idea concreta. “Quiero irme”.

El jugador no quiere que le ocurra como a otros cracks que tuvieron que salir por la puerta de atrás del Santiago Bernabéu ante la falta de minutos y exige una solución que pasaría por salir del club en el mercado invernal. Le da igual si es en calidad de cedido o mediante una venta. Lo único que quiere Vallejo es jugar.