“¿Quién se lo dice a Vinicius?”. Sergio Ramos calla. Isco también (o lo que se cuece en el Real Madrid) | EFE

“¿Quién se lo dice a Vinicius?”. Sergio Ramos calla. Isco también (o lo que se cuece en el Real Madrid)

stop

El brasileño y la bomba que corre por el club blanco

31 de julio de 2018 (09:37 CET)

El nuevo Real Madrid de Julen Lopetegui se estrenará esta próxima madrugada ante el Manchester United de José Mourinho con un protagonista claro: Vinicius Jr. El brasileño hará su debut con la camiseta blanca ante la atenta mirada de muchos aficionados madridistas que esperan muchas cosas del joven delantero.

Sin embargo, de puertas hacia dentro se está cociendo un problema, y de los gordos. Es más, viendo que la cosa se puede poner muy fea, muchos se preguntan: “¿Quién se lo dice a Vinicius?”.

El lío con Vinicius

Y es que parece ser que Julen Lopetegui no tiene del todo claro que el joven delantero está aún preparado para dar un salto tan grande como es pasar de jugar en la liga brasileña a ser uno de los titulares fijos en el Santiago Bernabéu.

El técnico vasco lleva unos días viendo como entrena y su comportamiento y nivel y no parece que le haya sorprendido en exceso. Cuentan que Julen tiene que estar muy encima corrigiendo aspectos tácticos y que su carácter extrovertido choca con el del míster.

De ahí que, si bien de cara a la galería se está vendiendo que Vinicius es el presente y el futuro del Real y que en breve demostrará el bueno ojo del club al pagar 45 millones por él, Lopetegui sigue empeñado en presionar a su presidente con el fichaje de un hombre de banda.

Florentino Pérez y Vinicius| EFE

Un fichaje, si es que llega, que condenaría al carioca al banquillo o, si no mejora mucho en lo que queda de pretemporada, incluso podría llevarlo a una cesión en un club cercano a la capital española.

Marco Asensio espera su turno

Sin embargo, llegue o no un nuevo delantero a Chamartín, Lopetegui sigue teniendo a Marco Asensio en un escalón por encima de Vinicius, al que ve muy verde. El mallorquín cuenta con el visto bueno de Julen y su figura pasará por delante de la del brasileño.

Un lío que Sergio Ramos e Isco Alarcón, dos de los jugadores que más peso han ganado desde la llegada del nuevo técnico, saben pero prefieren callar. Eso sí, como suele ocurrir en estos casos, cuando llegue el momento decisivo y los partidos grandes, el problema verá la luz. Veremos entonces qué versión cuentan desde el Bernabéu

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad