Eden Hazard | EFE

“Que no se sepa”. Y es de Hazard. Y muy feo (si eres del Real Madrid mejor no lo leas)

stop

El lío con el delantero belga que tapan en el Santiago Bernabéu

10 de octubre de 2019 (12:03 CET)

Cuando el pasado verano Florentino Pérez fichó a Eden Hazard, muchos apostaron, sobre todo desde dentro del club, que el belga iba a marcar las diferencias en el campo. Llegó con la etiqueta de galáctico pero, de momento, no lo ha demostrado. Ni mucho menos.

Nadie en el Real duda de la calidad de un Hazard que demostró en el Chelsea ser capaz de llevar él solo a sus espaldas a un equipo grande. Pero a día de hoy en el Madrid el delantero no es precisamente uno de los jugadores más desequilibrantes de la Liga ni de Europa.

El lío con Eden Hazard

Hay quien apunta que el belga está en pleno proceso de adaptación, tanto al juego que se practica en España como al sistema de Zinedine Zidane. Sin embargo, hay algo más. Un problema que, como bien apuntan desde dentro, interesa “que no se sepa”.

Hazard| EFE

Y todo gira en torno al peso del belga. Ya desde que llegó y se vistió de corto el primer día de pretemporada muchos avisaron de que el peso del belga no era el óptimo. En este momento se justificó teniendo en cuenta que el belga llegaba de estar una época parado y de vacaciones.

Sin embargo han pasado los meses y la figura de Eden no varía. Sí que es cierto que va cogiendo forma y que cada vez se le ves más suelto y fino. Sin embargo, la preocupación por el tema no es menor en el cuerpo técnico.

De hecho, el tema ha llegado también a la selección absoluta, donde incluso el seleccionador belga Robert Martínez ha querido quitar hierro al asunto: “El talento innato que tiene no depende de si el peso es uno u otro. Es una persona que es muy tranquila, no es un jugador que busque una gloria personal. Con o sin peso, Eden está en un momento que puede desbordar, desequilibrar y hace la diferencia”, ha apuntado recientemente a modo de defensa.

Una defensa que la afición blanca ya ni se cree. Que el jugador fichado a bombo y platillo el pasado verano y llamado a liderar el nuevo ataque del Real Madrid esté fuera de forma tras dos meses de competición oficial no es algo precisamente positivo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad