Presiones internas para que Florentino Pérez meta la renovación de Cristiano Ronaldo en la nevera

stop

El presidente del Real Madrid debe dar una respuesta a Jorge Mendes

Cristiano Ronaldo se lamenta de una ocasión perdida ante el Villarreal / EFE

26 de septiembre de 2016 (10:34 CET)

El desprecio de Cristiano Ronaldo a Zinedine Zidane en Las Palmas puede pasarle factura al delantero internacional. Asesorado y presionado por algunos ejecutivos y directivos, Florentino Pérez podría congelar la renovación del astro portugués. Una renovación que desde el pasado verano negocia con Jorge Mendes, representante de CR7.

Florentino Pérez quiere calmar tensiones lo antes posible. Ha pedido calma a Cristiano Ronaldo y a Zinedine Zidane. A ambos les pide que sean inteligentes y sepan cerrar una crisis que debilita a la entidad. Una vez solucionado el conflicto, el presidente del Real Madrid se replanteará la renovación del delantero.

Algunos ejecutivos y directivos próximos a Florentino Pérez le han recomendado que no tenga prisa por cerrar la renovación de Cristiano Ronaldo. El futbolista portugués tiene contrato hasta junio de 2018 y percibe un salario neto de 17 millones de euros por temporada.

Florentino Pérez vuelve a encontrarse ante una situación incómoda. Algunos asesores insisten en que Cristiano Ronaldo nunca volverá a ser el futbolista decisivo de otras temporadas y que su rendimiento disminuirá por culpa de sus problemas en la espalda y en las rodillas. Le piden, además, que espera la resolución definitiva del TAS sobre la sanción al Real Madrid. En el Bernabéu confían en una reducción que permitiría que el club pudiera fichar en verano de 2017.

Hace un año, Florentino Pérez puso a Cristiano Ronaldo en el mercado y el futbolista se dejó seducir por el PSG, con gestos muy fraternales con Laurent Blanc, entonces entrenador del equipo francés. El presidente del Real Madrid quería recuperar gran parte de los 94 millones de euros que invirtió por él en 2009, pero finalmente reculó por miedo a una reacción muy adversa de la afición madridista tras la conquista de la Champions.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad