Portazo a James Rodríguez: "No vale ni 40"   

stop

El futuro del colombiano es aún incierto 

Florentino Pérez toma una decisión definitiva con James Rodríguez | EFE

20 de julio de 2016 (18:01 CET)

Sin solución. James Rodríguez sigue sin tener un futuro claro en el Real Madrid. Y es que el futbolista colombiano tuvo un papel más que tímido en la plantilla desde que Zinedine Zidane llegó al banquillo blanco. El centrocampista no ha encontrado un hueco titular en el equipo y su salida es una opción que está sobre la mesa de los despachos del Santiago Bernabéu. Florentino Pérez no se marca como prioridad máxima la salida del crack colombiano, pero sí que escucha ofertas y tantea el mercado. No lo dejará salir regalado.

En este sentido, uno de los pujadores más interesados en James era el Paris Saint-Germain. De hecho, al inicio del mercado de fichajes estival muchos medios se hicieron eco de la posible oferta que el club parisino había hecho por James. Se habló de cifras multimillonarias. Y es que los rumores llegaron a cifrar la propuesta en 80 millones de euros. Sin embargo, a medida que pasaban las semanas, las filtraciones de las ofertas iban menguando hasta llegar a los 40 'kilos'.

Emery acaba con la ilusión de James

Ahora bien, los contactos dieron un giro inesperado con la presentación de Unai Emery como nuevo técnico del PSG. Y es que el entrenador español conoce bien al jugador y considera que no tiene la calidad suficiente para aterrizar al equipo francés. Es un futbolista que no vale los 40 millones propuestos. El ex sevillista no quiere al colombiano en su nuevo proyecto, por lo que solo llegar a la entidad pidió a los dirigentes que se retiraran de la puja por el centrocampista.

En este caso, el club atendió sus deseos. Y es que los responsables del PSG consideraban que James hubiese sido un buen refuerzo, ya que conoce bien la liga francesa y, además, podrían abrir nuevos mercados en Sudamérica. Sin embargo, si Emery no lo quiere y los parisinos acataran las órdenes del nuevo técnico. El Madrid sigue con la patata caliente dentro del vestuario blanco. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad