"¿Por qué no te vas tú a China?". Lío gordo en el Real Madrid de Zidane

stop

La cúpula madridista quiere enviar a un jugador lo más lejos posible del club

Los cracks de Florentino Pérez que no quieren seguir con Zidane en el banquillo | EFE

18 de enero de 2017 (09:55 CET)

Hay demasiado tráfico en la delantera del Real Madrid. A la presencia de Karim Benzema se sumó la de Álvaro Morata en el pasado mercado estival y pronto se sumará Cristiano Ronaldo.

El delantero portugués ya no es el que llegó en el 2009 y sus limitaciones enfocan su evolución hacia el ecuador del ataque.

Exceso de nombres en ataque

Zinedine Zidane tiene un problema que la temporada que viene será aún más grande y en la cúpula temen que esta situación pueda desestabilizar al equipo. La intención del club es traspasar a Karim Benzema.

Los responsables creen que se ha terminado su ciclo pero que todavía están a tiempo de sacar un buen montante por su traspaso. Sin embargo, el galo no quiere marcharse y además tiene el beneplácito de Zidane. Es decir, está protegido por el entrenador. Saben que el jefe del vestuario no le echará.

En la directiva estudian qué hacer con el ariete, cómo podrían convencerlo para que decida abandonar el club por las buenas.

La solución consiste en encontrar una oferta millonaria que contente al futbolista, y no son muchas las opciones que hay en el mercado para un jugador que ya está de vuelta.

La oportunidad es el mercado chino. Muchas de las viejas glorias europeas se han marchado a jugar allí. O no tan viejas. Basta con ver el caso de Jackson Martínez.

Ni hablar de China

Pero Benzema no quiere ni oír hablar del fútbol chino. "¿Por qué no se tas tu a China?", responde el futbolista a todo el que se lo propone como una opción de futuro.

Karim cree que todavía tiene años de fútbol por delante y no quiere malgastarlos a cambio de unos cuantos millones de euros. En el Real Madrid tendrá menos sitio cada vez y se está convirtiendo en un problema, pero el delantero no tiene prisa. Mientras el técnico esté a su lado, él tendrá la última palabra.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad