¿Por qué Cristiano Ronaldo quiere quedarse (ahora)? La verdad que el aficionado del Real Madrid preferiría no saber

stop

El delantero portugués fracasó en su intento de irse del Bernabéu

El truco de Cristiano Ronaldo para evadir impuestos

18 de julio de 2016 (09:40 CET)

Cristiano Ronaldo negocia la renovación de su contrato con el Real Madrid. El delantero portugués proclama su amor eterno al club y recalca que quiere acabar su carrera deportiva vestido de blanco. El actual escenario es aplaudido por la masa social madridista, pero no se corresponde con las tensiones vividas en la entidad a principios de 2016. Entonces, Florentino Pérez puso al futbolista en el mercado y éste flirteó con los grandes clubes de Europa. ¿Qué ha cambiado desde entonces?

Florentino Pérez calla. Cristiano Ronaldo, también. Ambos tienen muchas cosas que esconder. En enero, el presidente y la estrella del Real Madrid apenas se hablaban. Las relaciones, entonces, eran muy tensas y el máximo dirigente quería hacer caja con CR7. Éste, por su parte, negoció su salida con el PSG y el Manchester United, entre otros clubes.

Cristiano Ronaldo estaba convencido de que en París o en Manchester podría duplicar su actual salario. Nada más lejos de la realidad. Ni el PSG ni el United mejoraban sensiblemente su ficha. Otros clubes también contactaron con Jorge Mendes, pero sus ofertas fueron inferiores. Casi nadie estaba dispuesto a pagarle lo que cobraba en el Real Madrid.

Revisión médica

Algunos clubes, según ha podido saber GOL, se encontraron con una negativa de CR7 cuando condicionaron su fichaje a una exhaustiva revisión médica. El gran temor de estos equipos era el estado de sus maltrechas rodillas.

Cristiano Ronaldo reculó. Deseaba irse del Madrid pero no encontró la oferta deseada. Paralelamente, muchos directivos y ejecutivos del Real Madrid presionaban a Florentino Pérez para que vendiera a CR7. Le comentaron que se encontraba ante la última oportunidad de hacer negocio. El problema radicaba en que las encuestas a la afición desaconsejaban su venta, sobre todo si el Madrid ganaba la Champions.

En Milán, el Madrid conquistó la Undécima y Florentino asumió la continuidad de CR7. Duda de su estado físico y sólo le garantiza un año. El jugador quiere dos con opción a una tercera. Pero, de momento, Cristiano seguirá de blanco. ¿Hasta el final? Tal vez. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad