Pogba pone fecha al Real Madrid 

stop

El crack francés no quiere tensar más la cuerda

Paul Pogba celebra un gol con la Juventus

28 de julio de 2016 (19:42 CET)

Se agota el tiempo. El culebrón de Paul Pogba ya hace semanas que corre y cada día está más complicado. Juventus, Real Madrid y Manchester United han creado un triángulo muy peligroso que lejos está de resolver el futuro del jugador. Sin embargo, parece que el franco-guineano ya se ha cansado y se ha plantado. En este caso, el internacional francés no quiere seguir dando vueltas a la misma situación muchos días más, por lo que ya ha avisado a Mino Raiola de que quiere su futuro claro antes del 7 de agosto.

Fecha límite. Durante la primera semana de agosto el centrocampista debería reincorporarse con la Juventus, ya que el 7 es el día marcado para terminar las vacaciones estivales. En este sentido, Pogba no desea empezar la pretemporada con el club italiano si semanas más tarde deberá macharse a otro equipo.

Estabilidad. El francés sabe que su traspaso se está convirtiendo en uno de los más sonados del verano. Y es que la Juventus no cede y el United puja fuerte. Mientras tanto, el Madrid mira con distancia pero no se da por vencido. Las pelotas vienen y van.

Pogba se pone en contacto con Zidane

En este sentido, Pogba sabe que lo más probable es que no siga defendiendo la zamarra negra-y-blanca el próximo año, por lo que pide que no se tense más la cuerda por él. Por ello, no ha dudado en ponerse en contacto con Zinedine Zidane para pedirle que si están tan interesados por él como dicen, que Florentino haga un último esfuerzo. Y es que a pesar que el United sea el mejor posicionado por su gran oferta económica, los intereses de Paul están más cerca del club español. En este caso, mientras Zidane pide paciencia al centrocampista, el futbolista exige más al Madrid. Un último empujón.

Pogba quiere evitar volver a reunirse con la expedición en Turín. Por ello, ahora que Zidane y Florentino se encuentran juntos en Estados Unidos, pide que pujen fuerte por él. Y es que el francés sabe que si el Real Madrid no espabila, su futuro estará en el Manchester United junto a Mourinho. Paul no quiere escribir más capítulos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad