Cristiano Ronaldo pone de los nervios a Florentino Pérez| EFE

Piqué calienta el Bayern-Real Madrid con Sergio Ramos (o “cuéntaselo a Cristiano Ronaldo”)

stop

El central del Barça enciende el Bayern-Real Madrid de Champions con la intención de desestabilizar al vestuario madridista

Madrid, 25 de abril de 2018 (16:45 CET)

Las pantallas de televisión de medio mundo sintonizarán hoy la señal emitida en el estadio del Bayern Munich. El Real Madrid tiene el reto de firmar un dominio sin precedentes sobre el equipo bávaro y, además, necesita ganar la Champions para no firmar una temporada en blanco.

Levantando la Orejona, además, el Madrid dejará en balde un doblete del Barça que se revalorizará en caso de cero títulos madridistas. Por esa razón, tanto los aficionados barcelonistas como la plantilla culé prestarán especial atención al primer duelo de una eliminatoria crucial para el devenir tanto blanco como azulgrana.

Los futbolistas del Barça son muy conscientes de esta situación y no han dudado en expresarlo de esa manera desde su entorno. Desde el “yo quiero que el Madrid pierda siempre” de Jordi Alba al “que no gane la Champions el Madrid” del expresidente Joan Gaspart.

Gerard Piqué, muy dado a dejar dardos públicos, no se ha pronunciado esta vez de forma clara. Pero la procesión va por dentro y la presión psicológica, también. A través de sus vínculos con los merengues, eleva su nivel de adrenalina y, por si acaso, pone la tirita antes de tener la herida.

Zidane y su equipo técnico se enfrentan al reto de no quedarse en blanco este año

“Cuéntaselo a Cristiano Ronaldo”. Así concluye el mensaje dirigido a sus compañeros de selección. El defensor catalán, que confesó tener un grupo de whatsapp con sus eternos rivales donde se picaban mutuamente, reparte caña dentro y fuera del campo para insuflar el miedo a una eliminación.

Aun así, Piqué cree que si el Madrid acaba pasando a la final que se disputa en Kiev el 26 de mayo, su debacle puede ser aún más grande al enfrentarse al Liverpool.

El estilo eléctrico y dinámico impuesto por Jurgen Klopp en Anfield está mostrando ser demoledor en Europa, y desde Barcelona piensan que el equipo de Zidane, Ronaldo y Ramos puede salir vapuleado de ese partido.

El equipo merengue no ha perdido una final europea en décadas, y contra el Liverpool pueden encontrar el hueso al que no meter mano. Primero, hay que pasar ante el Bayern, pero el nivel de dificultad se incrementa para un Madrid que se juega el año en dos partidos.