Pep Guardiola toca a un jugador de Zidane (y no te lo imaginas)

stop

El Manchester City quiere pescar en la plantilla madridista

13 de agosto de 2017 (17:41 CET)

Zinedine Zidane tiene que convivir con las continuas ofertas a sus futbolistas hasta que se dé por finiquitado el mercado de verano el 1 de septiembre.

La plantilla del Real Madrid tiene tal superávit que son muchos los equipos pendientes de cualquier movimiento de los teóricos suplentes del equipo blanco.

Muchos de los jugadores que conforman la “cara B” del Madrid tendrían un sitio fijo en el once de grandes clubs europeos. Incluso los recién llegados a la disciplina blanca.

Es el caso de Marcos Llorente. El canterano blanco y portador de una estirpe madridista ha vuelto tras su cesión en el Alavés, y Pep Guardiola quiere que traicione su lealtad para unirse a su proyecto en Manchester.

El medio centro de la próxima década

La crítica es unánime en torno a Marcos Llorente, si continua con su progresión natural, será el heredero de Sergio Busquets y Xabi Alonso en la selección española.

El madridista asombró a Europa con su rendimiento en el Alavés y en la selección española sub-21. El Madrid no dudo en recuperarlo pero su futuro no parece nada claro.

Zidane está encantado con su rendimiento y confía en él para dar descanso a Casemiro, pero el club tardó en otorgarle un dorsal oficial y Llorente ha quedado fuera de las dos últimas convocatorias blancas.

Marcos Llorente. No ha podido vestirse de corto ni en la Supercopa de Europa ni en la de España. Guardiola quiere tentar al merengue para que le acompañe en Inglaterra. Las constantes lesiones de Gundogan y la irregularidad de Yaya Touré le abren la puerta del Etihad.