Pep Guardiola | EFE

Pep Guardiola no quiere vender, pero Florentino Pérez tiene el “sí” del crack del City

stop

El presidente del Real Madrid le quiere quitar un crack al técnico catalán

11 de octubre de 2019 (10:30 CET)

Los grandes clubes los buscan cada vez más jóvenes. Las entidades dominantes en el mundo del fútbol hace tiempo que prefieren buscar a sus estrellas antes de que estas exploten y cobren repercusión a nivel mundial. Es la alternativa a tener que pagar cientos de millones de euros por jugadores que no siempre acaban dando el rendimiento esperado.

Miren a Ousmane Dembélé, por ejemplo. El jugador lleva más de dos temporadas en el Barça y no termina de ser esta estrella indiscutible cuando los culés pagaron 140 millones de euros por sus servicios entre fijos y variables.

Un futbolista al que el club catalán podría haber fichado el año anterior por solo 15 millones de euros. Por eso muchos equipos prefieren adelantarse. Al menos, si no sale bien, tienen margen de maniobra y no se han pillado los dedos.

Ourmane Dembele Huesca

Florentino Pérez prepara el futuro del Real Madrid

El fichaje de Brahim Díaz la pasada temporada es un ejemplo de que el Madrid lleva tiempo aplicando esta estrategia. El andaluz es uno de la lista de jóvenes que ha fichado Florentino en los últimos años, entre los que están Fede Valverde, Rodrygo o Vinícius. Y sí, estos últimos costaron cifras que rodean los 50 millones de euros, pero son futbolistas que si salen bien su valor de mercado se puede disparar.

Una lista de cracks a la que el mandatario ha querido sumar otro nombre. Se trata de Phil Foden. El joven británico atraviesa una situación parecía a la de Brahim Díaz. Disfruta de muy pocos minutos. Y Florentino ha ordenado tantear su entorno en busca de alguna posibilidad de hacerse con sus servicios.

El futbolista, por su parte, estaría encantado de jugar en el Madrid. Ha dado el “ok” a sus agentes. Al fin y al cabo, lo que quiere es estar en un grande.

Guardiola dice “”no”

Pero a diferencia de Brahim, Foden si interesa a Pep Guardiola. El técnico catalán le considera uno de los herederos al trono del mejor del mundo. Comentan que el míster de Santpedor lo habría comparado incluso con Leo Messi. Le quiere como relevo de David Silva.

Y si precisamente le da poco protagonismo es para no quemarlo antes de tiempo. Considera que un crack hecho a fuego lento dará más rendimiento en el futuro. Y no está dispuesto a dejarlo salir ni por 200 millones de euros.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad