'Pelea de gatas' por sacar a James Rodríguez del Real Madrid

stop

El jugador colombiano aumenta su colección de novias en el fútbol europeo

James Rodríguez espera una oportunidad de Zidane | EFE

27 de diciembre de 2016 (13:58 CET)

¡Salta la banca! Cuando todas las opciones para que James Rodríguez encontrase acomodo en otro equipo europeo parecían perdidas, estalló la bomba.

Hay equipos que siguen muy de cerca la evolución de James y están a la espera de cómo se resuelve su situación con el Real Madrid para pasar a la acción.

Hasta ahora, el gran problema con el que se encontraban ambas partes es que no hay ningún club dispuesto a pagar una cifra similar por James a los 80 millones de euros que Florentino Pérez abonó al Mónaco en 2014.

El West Ham, dispuesto a aflojar

En los últimos días, la situación ha dado un vuelco. Un club de segunda línea pero con aspiraciones a ser grande en la Premier League está dispuesto sacar la billetera.

El West Ham, club histórico de Londres, busca a la desesperada un mediapunta con gol. En noviembre, Cesc Fàbregas parecía la primera opción. Ahora, se habla de James.

Si bien, el West Ham no es un club especialmente adinerado, en los últimos meses ha recibido importantes inyecciones de sus accionistas.

El problema: convencerlo

Actualmente clasificado en la decimoprimera plaza de la clasificación de la Premier, el equipo londinense busca un impulso para codearse con los de arriba.

El fichaje de James podría ser la clave. El problema, convencerlo para que deje un club de primera línea como el Real Madrid por uno de 'clase media'.

Los argumentos que tiene son los siguientes: mejor salario, buena duración contractual y máximo protagonismo tanto en minutos como en galones. Difícil, pero no imposible. 

Pelea de gatas

Pero las opciones de James no acaban ahí. Hay otros cuatro clubes de primer nivel dispuestos a echar la carne en el asador por el crack colombiano. El principal problema sigue siendo el dinero. 

Los más interesados son el Inter de Milán, el Manchester United, el PSG y, en menor medida, el Chelsea. Los de Antonio Conte están en un dulce momento de forma y el técnico no se partidario de tocar demasiado la plantilla. 

El Inter es el más necesitado, anhela encontrar un crack sobre el que construir un nuevo proyecto ganador. Mourinho, por su parte, lo vislumbra como una interesante alternativa ofensiva para los Red Devils. Mientras que Unai Emery estaría encantado de tener al colombiano en sus filas. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad