"Pagaría por jugar en el Real Madrid". El crack del Barça que se arrepiente de no haber firmado con Florentino Pérez

stop

Se abre la caja de los truenos en el Santiago Bernabéu

Florentino Pérez negocia un cambio de cromos sorpresa en el Real Madrid

18 de mayo de 2017 (21:15 CET)

Cambio total. El Real Madrid ha protagonizado una de las temporadas más irregulares. Los resultados se han ido consiguiendo, pero la gran mayoría de sus pesos pesados han pasado por horas bajas.

Mientras que las dudas han recorrido los pasillos de la casa blanca, el equipo de Zinedine Zidane ha tirado de épica y efectividad. Sin demasiado brillo hasta la recta final, los merengues han ido dando pequeños pasos hacia adelante. Eso sí, ninguno hacia atrás.

Y es que exceptuando la eliminatoria de la Copa del Rey ante el Celta de Vigo, el conjunto madrileño ha conquistado todos los objetivos propuestos hasta el momento. El cuadro ha ido de menos a más y Zizou ha sabido dosificar la plantilla.

De hecho, el técnico galo ha conseguido acabar con los intocables totales, por lo que todos los jugadores se han sentido partícipes. Especialmente, los suplentes titulares han salido y han dado la talla. Marco Asensio, Isco Alarcón, Lucas Vázquez, James Rodríguez, Varane, Casilla, etc. Todos involucrados.

Así pues, el Madrid le ha ganado la partida Barça a largo plazo. Aunque los culés cuenten con un equipo titular estelar, la realidad es que el fondo de armario ha dejado mucho que desear.

Jugar toda una temporada y tres competiciones con solo 11 jugadores es más que complicado. Exactamente esto es lo que le ha ocurrido a los barcelonistas, mientras que los merengues han sido los más listos de la clase. Todos han dado la talla y han suplido las carencias de los otros.

La otra cara de la moneda

Ante esta situación, algunas voces ya comentan entre bambalinas la difícil situación de un crack en especial del equipo culé: Neymar. El pasado verano, el brasileño se dejó querer por el Madrid, aunque a la hora de la verdad todo quedó en papel mojado.

Ahora, Ney ha visto como CR7 está en lo más alto, mientras que Leo Messi y, aún más, el brasileño han sido eclipsados. Y es que si los galones individuales no llegan de la mano de títulos grupales, de nada sirven. No tienen visibilidad.

Algunas voces de la casa blanca comentan en petit comité que el '11' azulgrana puede arrepentirse de haber puesto el 'no' sobre la mesa. La mejor versión del conjunto madridista se está viendo, mientras que Neymar está en la sombra. ¿Equivocado?

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad