¡Ojo con Courtois! En el Real Madrid cuentan esto (y es muy feo) | EFE

¡Ojo con Courtois! En el Real Madrid cuentan esto (y es muy feo)

stop

El ‘top secret’ sobre el belga que circula por el club de la capital

10 de octubre de 2019 (15:20 CET)

Thibaut Courtois atraviesa un muy mal momento en el Real Madrid. El belga no está siendo ese portero galáctico que se esperaba cuando Florentino Pérez lo fichó del Chelsea a cambio de 35 millones de euros.

El meta cerró la pasada temporada, su primera en el Madrid, con unos registros de 48 goles encajados en 35 partidos que dejaron mucho que desear. Números impropios de un portero de primera línea.

Los responsables consideraron que Courtois estaba en su periodo de adaptación y pusieron las esperanzas en este curso. Pero el escenario no ha mejorado en absoluto. El belga ha recibido 11 goles en ocho partidos, y sigue mostrando una inseguridad bestial bajo los palos del equipo blanco.

Courtois denuncia una campaña contra él

El portero es el primero que sabe que no está dando su mejor nivel, pero considera que se está trazando una campaña de desacreditación contra él. Y el enfado que lleva es monumental. De hecho, cuentan desde el seno del club de la capital que no es del todo cierto lo que se dijo cuándo fue sustituido en el descanso del partido contra el Brujas, y que el mosqueo de Thibaut tuvo mucho que ver.

Thibaut Courtois Brujas

Courtois se quedó en el banquillo en la segunda parte y Aréloa salió en su lugar, y desde el club se dijo que el cancerbero había tenido problemas estomacales que le habían impedido salir en la segunda mitad.

Courtois prefiere no salir a jugar

Y es cierto que padeciera problemas físicos, pero estos no le impedían jugar, tal y como se vio en los primeros 45 minutos. Sin embargo, sintió que el Santiago Bernabéu se le echaba encima en forma de pitos cuando recibió los dos goles, que considera que no fueron su culpa. De hecho el segundo llega después de un error monumental de Luka Modric.

Y el enorme enfado que llevaba, que se sumó a los problemas físicos que arrastraba, fue lo que principalmente provocó que Courtois no saliera a jugar después del descanso. En otras palabras, la parcela médica no es la única que tuvo que ver en su sustitución.

De hecho, señalan desde Chamartín que el club consideró que lo mejor era que tampoco fuera convocado contra el Granada. De esta forma y teniendo en cuenta el parón por compromisos internacionales, Courtois tendría dos semanas para que las cosas se volvieran a poner en su sitio. Sus tripas y sus nervios.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad