Florentino Pérez | EFE

¡Ojo a la salvajada de Florentino Pérez! Benzema y Sergio Ramos como locos (y es lo más bestia del Girona-Real Madrid)

stop

El Real Madrid se clasifica para las semifinales de la Copa del Rey

31 de enero de 2019 (23:21 CET)

El Real Madrid se ha impuesto por 1-3 al Girona en la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey. Los de Solari han cogido la velocidad de crucero y han pasado por encima de los catalanes en los dos partidos de la eliminatoria. Ahora, ya esperan lo que les depare el sorteo de mañana.

Benzema está imparable

En la primera parte, los blancos impusieron la ley del más fuerte y nunca vieron peligrar el 4-2 que traían del partido de ida. Y menos teniendo a Benzema tan enchufado como está en estos últimos partidos.

El francés fue el protagonista de la primera mitad, ya que hizo los dos goles de los madridistas. En el 27’, recogió una pared en la frontal del área y con un lanzamiento al palo largo sentenció la eliminatoria. Si no fuera suficiente, en el 43’ marcó el segundo con un buen disparo cruzado desde el pico del área.

Karim Benzema | EFE

No obstante, no fue el único protagonista de los primeros 45 minutos. Keylor Navas, relegado a la suplencia por la llegada de Courtois, volvió a demostrar que puede recuperar la titularidad en cualquier momento, con dos intervenciones de mucho mérito.

El que no mejora es Marcelo, que, en primer lugar, se descuidó en una jugada que pudo acabar en el gol del Girona y después desperdició una ocasión delante del portero del cuadro catalán. Eso sí, hoy si fue titular en el once de Solari.

No hubo reacción del Girona

La segunda parte arrancó con el Girona creando ocasiones de gol. Y tanta insistencia tuvo su recompensa. Pedro Porro aprovechó un contraataque para batir al portero costarricense y acortar distancias. La esperanza nunca se pierde, debieron pensar en Montilivi cuando anotó el 1-2.

Aunque, fue un espejismo. En el 74', Marcos Llorente se inventó una jugada desde la frontal del área que finalizó con un lanzamiento raso cruzado. Fue la estocada definitiva a la posible reacción de los catalanes, tras el tiempo de descanso. De ahí al final, los blancos se pasearon y certificaron su clasificación. 

En el vestuario estalla la euforia

Tras la clasificación, la euforia se ha instalado en el vestuario blanco en Girona. Los ‘pesos pesados’ de la plantilla, como Sergio Ramos o Benzema han tomado la palabra para arengar a los suyos de cara a las semifinales.

Sergio Ramos gol girona

En el sorteo quieren al Barça. Y lo quieren porque también lo desea Florentino Pérez. En el club blanco consideran que están en el mejor momento de la temporada y poder echar a los culés de la Copa en semifinales traería un efecto dominó a favor de los madridistas.

Supondría un duro golpe para un Barça que domina en la Liga, pero que si se viera eliminado del torneo copero podría empezar a sembrar dudas. Y, además, la Champions está a la vuelta de la esquina y no optar al triplete podría mermar la moral de los de Valverde. Y aún quedan los meses decisivos de la temporada.

Lo que duele en el Bernabéu es que Messi y sus compañeros se hayan llevado todos los elogios, tras eliminar brillantemente al Sevilla. Y por eso, creen que el único equipo que puede bajarles de las nubes son ellos.

Derrotarles sería plantarse en una hipotética final ante Betis o Valencia, siendo los merengues claros favoritos y pudiendo optar, cinco años después, a una Copa que tenía al Barça como único campeón de las últimas campañas.

El grupo de Whatsapp de la Selección española está que arde y Piqué ya tiene respuesta a la petición de salir emparejados en el sorteo de mañana.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad