Oído en el Bernabéu: tres finales que matan a Florentino Pérez en el Real Madrid

stop

El presidente camina sobre la fina línea entre el éxito y el fracaso

Florentino Pérez mete la renovación de un crack en la nevera | EFE

25 de abril de 2016 (11:23 CET)

El final de la temporada 2015-16 está a la vuelta de la esquina. Los equipos se juegan el todo o nada en el último mes de competición. El Real Madrid llega en una posición inmejorable, vista la trayectoria del equipo a lo largo del curso: a un punto de los líderes de la Liga y en semifinales de la Champions. El presidente, Florentino Pérez, camina sobre la fina línea del éxito absoluto (incluso doblete) o el mayor de los fracasos (año en blanco y doblete del Barça). Pero, ante todo, hay tres posibles finales que matarían al máximo representante madridista.

El primero de los escenarios fatídicos es obvio: la eliminación de la Champions en semifinales ante el Manchester City de Manuel Pellegrini. El Madrid hace semanas que centró todos los esfuerzos en la undécima (aunque ahora se ve, sin quererlo, en la lucha por la Liga) y un traspié tendría consecuencias fatídicas en todos los niveles. Especialmente sangrante sería la derrota ante los citizen en el Bernabéu, en el partido de vuelta. Cabe recordar que Floren echó a Pellegrini de malas maneras después de una temporada sin éxitos pero con cerca de 100 puntos en la competición de la regularidad. El técnico tiene ganas de revancha y de terminar su etapa en el City con la ansiada Copa de Europa.

Dos finales

El segundo de los escenarios negros para Florentino es, incluso, peor: perder la final de la Champions ante el Atlético. La derrota ante los indios dejaría un panorama único en la capital de España. La ciudad quedaría colapsada por la primera Champions rojiblanca (la historia les debe una), y la euforia duraría semanas con motivo de este triunfo, sobre todo si es ante el vecino. Este final de fiesta, unido a un posible doblete del Barça (o del mismo Atleti) dejarían muy tocado a Florentino. La ventaja para el presidente sería que, al tratarse de mayo, las consecuencias serían menores. Y podría pronto calmar los ánimos con promesas y fichajes galácticos.

Lo mismo ocurre con el tercero de los escenarios. En este caso, el Madrid también perdería en la final de la Champions, aunque en esta ocasión el verdugo sería el Bayern de Pep Guardiola. La derrota ante los bávaros, los favoritos de la competición, entra en los planes. Sin embargo, supondría un duro golpe moral para el Madrid, el madridismo y Florentino, dado que seguirían viéndose inferiores a los equipos de Guardiola y recordarían la reciente época dorada del Barça a manos del técnico catalán. El desenlace de la historia se conocerá en menos de un mes.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad