Florentino Pérez  | EFE

Oferta de Florentino Pérez en las últimas 24 horas: 220 millones. Y es un 2x1. Y es la mayor puñalada a Messi (y el Barça)

stop

El presidente revienta el mercado con una propuesta bestial

03 de mayo de 2019 (12:13 CET)

Llegó el momento de empezar a atar operaciones. Los blancos tienen la temporada prácticamente finiquitada. Lo único que les queda a los de Zinedine Zidane es intentar conseguir el objetivo del segundo puesto que se planteó el míster cuando cogió las riendas del equipo en su segunda etapa. Una meta que, para que se produzca, los merengues tendrían que ganarlo todo y el Atlético de Madrid sumar solo un punto en los tres partidos que quedan. Algo casi imposible y que tiene a los madridistas asumiendo que esta temporada serán terceros.

Por eso los responsables del Madrid quieren empezar a cerrar las operaciones que tienen abiertas desde hace semanas. Y hay dos fichajes con los que Zidane quiere contar pase lo que pase.

Dudas con Ramos y Varane

Uno de ellos es para la defensa. En el club son conscientes de que Sergio Ramos no puede jugarlo todo. El de Camas ya ha dado algún atisbo de declive esta temporada y su bajón definitivo llegará más pronto que tarde.

Por su parte, Raphaël Varane lo ha ganado todo de blanco y tiene ganas de iniciar nuevas aventuras. Zidane intentará convencer a su compatriota, pero su futuro no está nada claro.

Diego Costa varane

Además, en el club consideran que sigue sin dar ese paso adelante que le afiance como titular indiscutible. El galo ha demostrado muchas carencias cuando le ha tocado liderar la defensa. Cuando juega con Sergio Ramos al lado, todo va como la seda. Sin embargo, cuando el de Camas no está, la cosa cambia.

Asimismo, las lesiones por un lado y las desconexiones en algunos partidos por otro no disipan las dudas que genera el jugador. Y son ya ocho las temporadas que lleva en Concha Espina.

Vallejo y Nacho, descartados

Mientras tanto, Jesús Vallejo tiene los días contados en el Madrid. El canterano ha dejado claro que no está al nivel que se exige en el Madrid.

Y de Nacho Fernández, a sus 29 años, consideran que no pasará de ser lo que es: una eterna promesa. A estas alturas ya no heredará el liderazgo de la defensa. Está bien para tapar agujeros, pero no para ser un titular indiscutible.

Zidane quiere sí o sí a Matthijs de Ligt

Para reforzar el centro de la zaga Florentino ya fichó a Eder Militao, que llegará en junio. Pero Zidane no se conforma. Considera que la retaguardia necesita otro crack de más nivel. Y el jugador que quiere Zidane es Matthijs de Ligt.

El joven holandés es una de las revelaciones de Europa esta temporada y uno de los jugadores que augura mayor y mejor proyección del continente.

Pogba, la otra prioridad de Zidane

El segundo nombre que quiere Zizou sí o sí es para el centro del campo y este no es otro que Paul Pogba.

Como recoge Diario Gol, el futuro de Toni Kroos y Luka Modric no está claro. Y Zidane ya ha puesto en la rampa de salida a Dani Ceballos, Marcos Llorente, Fede Valverde y Brahim Díaz. Y salgan todos, unos pocos o ninguno, Zidane quiere a su compatriota para tener las espaldas cubiertas.

Florentino Pérez prefiere a Christian Eriksen, un jugador que no convence tanto a Zidane como Pogba, pero que aceptará si llega con el francés. Además, el perfil más ofensivo de Paul y el más defensivo del danés son perfectamente compatibles.

eriksen tottenham barça | EFE

El problema será cerrar un precio asequible por ambos. Ni Ajax ni Manchester United pondrán las cosas fáciles. Y menos a sabiendas que es un Madrid con urgencias el que pica a la puerta.

Los holandeses pedirán 80 millones más lo que cuelga, mientras que los británicos no bajarán de 120, y eso solo en cantidades fijas.

Florentino Pérez tira por la vía rápida

Pero Florentino tiene un plan B para que ninguna de las operaciones se vaya de madre. Su representante es Mino Raiola y la estrategia del ‘presi’ para por el agente. Pérez prefiere poner una cantidad fija y olvidarse de negociaciones y variables.

El mandatario le propone a Raiola que pondrá a su disposición 220 millones de euros de los que saldrían las dos operaciones, las primas de fichajes y su comisión. Es decir, si negocia bien los traspasos, podrá llevarse un buen montante. El destino de los dos cracks está en manos del representante.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad