Nuevo problema para Florentino Pérez en el vestuario del Real Madrid

stop

El liderato del equipo en la Liga no esconde algunas tensiones internas en el Bernabéu

Florentino Pérez recibe el mensaje de un desertor | EFE

23 de noviembre de 2016 (13:32 CET)

Satisfacción en el vestuario. Preocupación en los despachos.

El Real Madrid vive una realidad dual. Líder de la Liga con cuatro puntos de ventaja, Florentino Pérez está preocupado por la economía de la entidad. En los últimos meses, el presidente ha tenido que rascarse el bolsillo y mejorar el contrato de algunos futbolistas.

La masa salarial del Real Madrid se ha disparado con las renovaciones de Cristiano Ronaldo, Gareth Bale, Luka Modric y Toni Kroos.

El club, por otra parte, trabaja en la renovación de Isco, que será más costosa de lo prevista inicialmente por Florentino Pérez. El centrocampista andaluz acaba contrato en junio de 2018 y ha optado por tensar la cuerda.

Duras negociaciones

Florentino Pérez también negocia con Dani Carvajal para prorrogar su contrato hasta 2022. El máximo dirigente quiere premiar el buen rendimiento del lateral derecho, pero no contaba con unas negociaciones tan duras.

El defensa madrileño renovó su contrato hasta 2020 en verano de 2015 y se ha convertido en una pieza básica para Zidane.

Carvajal es uno de los futbolistas con un salario más bajo. Florentino se mostró receptivo a subir su sueldo, pero no esperaba que el futbolista elevara tanta sus pretensiones.

"Carvajal quiere cobrar como los cracks del Real Madrid", asegura una fuente interna del club. "Las dos partes buscamos el mismo objetivo, pero las diferencias son importantes. Con tiempo, todo se arreglará", añade.

Bale y Neymar

El Madrid, hasta ahora, pagaba bastante menos que el Barça en concepto de salario. Después de los últimos movimientos, la distancia se ha reducido. Cristiano, por ejemplo, cobrará 20 millones de euros netos por temporada y Gareth Bale, 15. El mismo sueldo percibirá Neymar después de renovar con el Barcelona hasta 2022.

Florentino Pérez también deberá resolver el futuro de Karim Benzema, mientras que el Barça ultima la renovación de Luis Suárez. En los últimos meses también ha mejorado el salario de Sergio Busquets.