"No vale ni 40". El ridículo de Florentino Pérez (y el miedo terrible de Zidane)

stop

Problemas para los blancos con uno de los cracks del presidente

La sorpresa de Florentino Pérez para el Real Madrid de Zidane | EFE

27 de mayo de 2017 (10:39 CET)

Difícil. El momento que atraviesa James Rodríguez en el Real Madrid parece que no tendrá un buen final. En el club todos saben que el 'cafetero' no cuenta para Zinedine Zidane. El futbolista es uno de los primeros candidatos a abandonar el club el próximo verano.

El míster ya trasladó a Florentino Pérez el pasado verano que no le quería en su proyecto. Pero las ofertas que llegaron no cumplían con los requisitos del presidente. "No vale ni 40 'kilos'". El empresario quería y quiere ingresar una cifra similar a los 80 millones que los blancos pagaron por él.

En invierno también lo quiso colocar en el mercado, pero la sanción de la FIFA que prohibía al Madrid inscribir jugadores barró su salida. Ante este panorama, Zizou le pidió al presidente que la marcha del sudamericano no pasara del próximo mercado.

La única solución

En este sentido Florentino avisó al míster que si no le daba minutos al jugador con tal de revalorizarlo sería muy difícil encontrar un comprador. Con todo, los responsables recomendaron a Zidane poner a James en el escaparate. Darle minutos al centrocampista y esperar a que algún grande picara.

Dicho y hecho, Zidane declaró su amor hacia el jugador públicamente y le ha dado protagonismo en momentos clave. Pero la jugada no ha salido del todo bien en la T4 del Santiago Bernabéu.

Nadie da más

Los grandes clubes de Europa siguen sin subir de los 40 millones, y los dirigentes insisten en que por ese precio no saldrá.

De hecho, según apunta Sportitalia, la última propuesta que ha llegado a los despachos blancos ha sido del Inter de Milán, que estaría dispuesto a llegar a los 42. Precisamente los italianos ya fueron a Concha Espina a por el colombiano el pasado verano, pero la respuesta que encontraron fue la misma que ahora: la oferta es insuficiente.

Ante esta situación, los nervios de Zidane empiezan a estar a flor de piel. El galo no quiere al media punta en el Real y teme que la situación se enroque de nuevo y termine el mercado de fichajes sin que James haya encontrado otro destino.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad