"No quiero morir de asco en el banquillo", la rajada de un jugador del Madrid

stop

El crack presiona a Florentino Pérez

Un crack quiere salir del Madrid por un motivo muy concreto  | EFE

05 de agosto de 2016 (11:25 CET)

Tensión. Florentino Pérez tiene varios frentes abierto a falta de menos de un mes para que se dé por finalizado el mercado de fichajes estival. Y es que el mandamás del Real Madrid no solo quiere atar alguna llegada galáctica, sino que también debe buscar la salida de jugadores que están en la palestra. La plantilla se debe perfilar. El club merengue empezó por todo lo alto la compaña de compras y es que las negociaciones parecían sonreír a los madrileños. Sin embargo, nada llegó a buen puerto y, ahora, solo se ha hecho efectiva la recompra de Álvaro Morata.

Precisamente con el jugador español también tienen movida. Y es que el delantero llegaba de la Juventus, un club donde lo había jugado prácticamente todo en este final de temporada. El futbolista está en estado de gracia, tras cerrar una campaña en la que se ha salido tanto en el equipo de Allegri como en el breve paso de España por la Eurocopa. Por ello, el Madrid no dudó ni un segundo en efectuar su derecho a recompra por 30 millones de euros.

Un futuro incierto en el Real Madrid

El problema es que con la BBC por delante, la posibilidad de que Álvaro esté en el equipo titular es prácticamente nula. El jugador se niega a ocupar el banquillo y no quiere ser el delantero en la recámara. Morata, a sus 23 años, quiere gozar de minutos y seguir creciendo. De hecho, sabe que en el Madrid, salvo contratiempo, será muy difícil poder cumplir sus objetivos. Y es que Cristiano, Bale y Benzema le pasarán la mano por la cara.

Por el momento, ahora está disfrutando de los partidos de pretemporada, ya que Cristiano está lesionado y Bale no ha cogido el ritmo. En este sentido, todo apunta a que será titular en el próximo encuentro de la Supercopa de Europa. Aun así, Álvaro sabe que cuando Ronaldo regrese el sueño se habrá terminado. Por ello, el delantero ha pronunciado unas duras palabras recogidas por El Confidencial a su entorno más íntimo: "No quiere morirme de asco en el banquillo". Morata desea que Florentino le facilite una salida, ya que será lo mejor para las dos partes.

En este caso, parece ser que es el padre del futbolista el que en la sombra mueve los hilos para convencer al mandamás blanco. Y es que las ofertas que llegan por Álvaro de la Premier son más que interesantes. Chelsea, Arsenal y Manchester United están a los pies del delantero español. Sin embargo, el Madrid ha marcado en 70 millones de euros el precio de salida del madrileño. Una cifra que los grandes clubes consideran desorbitada. La puja está servida. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad