Neymar manda un mensaje a Cristiano Ronaldo que destroza al Barça (y a Messi)

stop

El brasileño ya prepara su llegada al Real Madrid

12 de marzo de 2018 (12:10 CET)

En son de paz. Así es como quiere llegar Neymar al Real Madrid. Y ya está moviendo hilos para que así sea. ¿Cómo? A través de Marcelo. El crack del PSG sabe que Florentino Pérez lo tiene en el punto de mira y, vía su compatriota, le ha hecho llegar un mensaje a Cristiano Ronaldo.

Un mensaje que destroza al Barça y a Leo Messi. Y es que el brasileño le ha querido dejar claro a Ronaldo que, en el momento en el que pise el Santiago Bernabéu, lo hará para ponerse al servicio de luso.

Como hizo en su día en el Barça, donde desde que llegó aseguró que el número uno era Leo y él siempre sería un acompañante, ahora quiere repetir fórmula en el Real. Tras un año de fiasco en el PSG, el delantero se ha dado cuenta que lo mejor para él es formar parte de una dupla con Cristiano para volver a situarse en lo más alto, como le ocurrió con Messi.

No tiene ninguna intención de quitarle el sitio, al menos de momento. El de Brasil sabe que a CR7 le quedan uno o dos años al máximo nivel, y su plan pasa por estar a su lado mientras el luso esté a tope y, una vez Cris abandone el Madrid, pasar a ser él el referente.

Neymar quiere salir del PSG | EFE

Cristiano Ronaldo quiere ser el ‘9’ del Real Madrid

Una intención, la de llegar y formar dupla con Cristiano, que al portugués le gusta. ¿Por qué? Porque los planes del ‘7’ del Real pasan por convertirse en el delantero centro del equipo y, con un jugador de banda y recorrido como es el brasileño, hincharse a meter goles.

Neymar, como le pasó también con Luís Suárez en el Barça, sería el que empezaría y elaboraría las jugadas y Ronaldo quien las remataría, un rol que a los dos les va como anillo al dedo.

El PSG no lo vende ni por 400 millones

El problema es que, tal y como informan desde París, Nasser Al-Khelaïfi no tiene ninguna intención de dejarlo escapar este verano. Por mucho fracaso que haya sido quedar eliminados en octavos de la Champions League, la llegada de Ney a la capital francesa ha reportado una serie de beneficios que el dueño del conjunto parisino no quiere vender.

Es más, ya hay quien dice que el hecho de que el astro se quede es una ‘cuestión de estado’. En Qatar interesa que Ney se quede. De ahí que, por mucho que en el Madrid estén juntando todos los millones que pueden, Nasser ya ha dicho que no. Neymar “se queda”. Al menos este verano. Todo ello hace pensar que la llegada del astro a Madrid sería en el verano de 2019. Eso sí, si antes no se entromete nadie.

Pep Guardiola va a por él

Y es que son varios los equipos que quieren ‘rescatarlo’ de París. Entre ellos el Manchester City de Pep Guardiola. El técnico catalán tiene mucho dinero para gastarse y un proyecto ya consolidado en el que Ney sería la puntilla en ataque.

En su segundo año en la Premier, Pep se ha ganado el respeto de todos, tanto en su club como fuera de él y, una vez ya haya conquistado títulos (la Premier League será suya a no ser que ocurra una catástrofe) tendrá el colchón para poder pedir lo que quiera. Y quiere a Neymar.

Neymar y el acuerdo con Florentino | EFE

Chevrolet a prieta a José Mourinho

Como José Mourinho. El entrenador del Manchester United anda como loco por llevarse a un crack mundial a Old Trafford. Por suerte para él, Chevrolet, el principal patrocinador de los diablos rojos, está muy por la labor y está dispuesto a poner una millonada encima de la mesa para que el brasileño brille en el United.

Todo depende del Mundial de Rusia

El caso es que, por mucho que en el PSG hayan cerrado las puertas a su salida, el Mundial de Rusia tendrá mucho que ver en el devenir del brasileño. Si lo gana, no forzará su marcha y se quedará un año más en Francia a la espera de salir en el 209.

Sin embrago, si no lo gana, las probabilidades de que el jugador se rebele contra Nasser Al-Khelaïfi son muchas y el culebrón puede ser histórico. Tan histórico como la dupla que podrían formar Neymar y Cristiano Ronaldo si el brasileño llegase al Bernabéu. Eso sí, en son de paz.