Mourinho ofrece a Pogba (y 70 millones) a Florentino Pérez por un crack del Real Madrid | EFE

Mourinho dinamita un fichaje sonado de Florentino Pérez

stop

El portugués se entromete en una operación del Real Madrid

13 de octubre de 2017 (21:11 CET)

Pese a lo mucho que queda para el mercado veraniego, Florentino Pérez ya no esconde sus cartas. Quiere cazar a una gran estrella aprovechando el tirón del Mundial de Rusia y uno de sus grandes objetivos está en la Premier League.

Harry Kane se ha destapado con un goleador a la altura de grandes nueves como Luis Suárez, Robert Lewandowski o Cristiano Ronaldo y el presidente madridista no quiere dejarle escapar.

El encuentro entre Madrid y Tottenham Hotspur del próximo 17 de octubre servirá para medir el nivel del ariete británico y también para acercar posturas en el palco del Santiago Bernabéu.

El propietario del club londinense, Daniel Levy, ya ha demostrado ser un hueso duro de roer a la hora de negociar y Florentino Pérez quiere acelerar las conversaciones lo antes posible. Pese a que consiguió hacerse tanto con Gareth Bale como con Luka Modric, lo hizo a un precio muy alto, económico y de desgaste físico y psíquico.

El gran obstáculo

El espléndido momento de forma de Kane, no obstante, no ha pasado por alto en el resto de grandes clubs europeos, y un manager en concreto tiene al delantero inglés entre ceja y ceja.

Jose Mourinho quiere sumar a Kane a su amplia plantilla para terminar de aspirar a todo tras la incorporación de Romelu Lukaku. La pareja de ataque conformarían los dos atacantes sería el terror de la Premier League.

Tras los desorbitados desembolsos por Paul Pogba y Lukaku, el Manchester United no tendría ningún problema en acometer la contratación de Kane, y así se lo ha hecho saber al jugador, que valora no salir de su país.

Florentino Pérez quiere convencer a Kane para que salga de su zona de confort y triunfe en España, algo que ningún jugador inglés ha logrado hacer hasta el momento. Mourinho peleará para imponer su deseo al de su ex club. Kane tendrá la última palabra.