Morata | EFE

Morata revoluciona el Real Madrid con un “se viene al Chelsea”

stop

El delantero revela la llegada de un crack

23 de enero de 2018 (13:05 CET)

En el punto de mira. El futuro de Zinedine Zidane en el Real Madrid pende de un hilo. Los malos resultados de la presente temporada le han puesto en jaque en la T4 del Santiago Bernabéu. Cada vez hay más entre los responsables que apuestan por relevar al francés en el banquillo de cara a la próxima temporada.

Zidane, a merced de la Champions League

La temporada y el futuro del míster dependen ahora casi en su totalidad de lo que ocurra en el doble choque de la Champions League contra el Paris Saint-Germain. Si los blancos caen y en la Liga todo sigue igual en Chamartín se dará la temporada por finiquitada y los mandatarios se pondrán manos a la obra en la confección de un nuevo proyecto sin Zidane.

No obstante, si los merengues se clasifican para los cuartos de final el panorama será otro muy distinto. Desde la cúpula otorgarán toda la confianza al míster y los planes de futuro irán en torno al técnico francés.

En este sentido, uno de los fichajes que el galo volverá a pedir es el de Eden Hazard y todo apunta a que si ZZ sigue en el banquillo blanco no pasará de este verano que Florentino Pérez no cierre el fichaje del media punta del Chelsea.

Hazard pone en jaque a marco Asensio

Una operación que pondrá contra las cuerdas a Marco Asensio, que si ya tiene pocos minutos en la actualidad, la llegada de Hazard le dejará en la banda más de lo que está ahora o peor: en la grada.

Sin embargo, una opción se presenta en el horizonte para Marco a la que no pondría mala cara.

Si sigue Zizou, Asensio aceptaría entrar en la operación Hazard para poner rumbo a Stamford Bridge, donde le espera Álvaro Morata.

El delantero también tuvo que abandonar el Madrid en busca de minutos y lo cierto es que no le ha ido nada mal. El ariete ha sido testigo de que hay vida más allá del Real y asegura que si Zidane no quiere a Asensio, no hay problema: “Se viene al Chelsea”.

Por su parte, Marco no quiere seguir sin minutos y considera una muy buena opción formar junto al delantero con el que la temporada pasada dio un gran rendimiento en la unidad B, clave para que el equipo de la capital se alzara con un doblete que no se veía en el Bernabéu desde 1958.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad