Morata lidera un broncazo en el vestuario del Real Madrid ("¡Dímelo a la cara!")

stop

El delantero encabeza una trifulca  después del partido ante el Las Palmas

Zidane elige al sustituto de Morata en el Real Madrid (y no es Mbappé) | EFE

02 de marzo de 2017 (10:16 CET)

Saltaron chispas. El encuentro ante el Las Palmas trajo cola. Y eso que el Real Madrid logró empatar. Si hubieran perdido…

Los dos puntos perdidos no dejaron contento a nadie. Los hombres de Zinedine Zidane contaban la visita de los canarios como una victoria. No se esperaban tropezar con un equipo, a priori, pequeño.

Nadie se fue contento

Los amarillos tampoco abandonaron el terreno de juego de buen humor. Iban ganando y tuvieron ocasiones de sobras para sentenciar. Hasta cuatro o cinco goles podrían haber anotado en sendas ocasiones más que claras.

Pero el que mucho perdona acaba pagando y eso lo ocurrió al equipo de Quique Setién. Vieron como los blancos igualaban el partido y  les privaba de una victoria que ya creían en el saco.

No esperaban vencer en el Bernabéu, pero después de tener los tres puntos en la mano dolió mucho ver como se les escapaban.

Los futbolistas andaban muy calientes y solo faltó una pequeña chispa para que desatara el incendio.

Estalla la guerra

Fue en el túnel de vestuarios. El técnico del Las Palmas había lanzado un balón al terreno de juego para perder tiempo durante el partido y Nacho Fernández se lo recriminó. Inmediatamente, el míster canario se le encaró.

Varios jugadores se sumaron a la bronca y uno de los blancos salió en defensa del central madridista. Álvaro Morata intervino y defendió a su compañero sin tapujos. "¡Dímelo a la cara!" se escuchó después de que sonaran algunos insultos.

El colegiado salió de su despacho al escuchar los gritos y disolvió la trifulca. En el acta reflejó los hechos ocurridos.

"Cuando nos encontrábamos en el vestuario una vez finalizado el encuentro, se oyeron unas fuertes voces que procedían del túnel de vestuarios. […] encontrándonos un tumulto de jugadores y técnicos de ambos equipos discutiendo a voces, no pudiendo precisar de quienes se trataban ya que una vez advertida nuestra presencia, los integrantes de ambos equipos de introdujeron en sus respectivos vestuarios sin mayores consecuencias".