Morata desata un incendio con Marco Asensio en el Real Madrid

stop

El jugador del Chelsea aún sigue dando que hablar en el vestuario blanco

29 de octubre de 2017 (18:56 CET)

Una vez más Marco Asensio vio como era relegado al banquillo en el último encuentro de Liga del Real Madrid ante el Girona. Zinedine Zidane, viendo que el partido se le escapaba, decidió apostar por el mallorquín a falta de veinte minutos para el final.

El resultado no varió y el Madrid acabó perdiendo en Montilivi. Pero al margen de la dolorosa derrota que deja al Real a ocho puntos del FC Barcelona, que marcha líder en solitario, Zidane tiene un nuevo problema dentro del vestuario.

Y es que ya hay voces que están situando a Asensio como ‘el nuevo Morata’. ¿En que se basan? En que Asensio, como en su día le pasó al hoy jugador del Chelsea, no parte nunca como titular y siempre le toca salir a falta de pocos minutos para arreglar algún tropiezo o, lo que es peor, jugar los minutos de la basura.

Pide la titularidad

Marco no está nada conforme con este rol que está teniendo en el Real Madrid. El delantero cree que puede ser útil desde el principio de los partidos sobretodo viendo el rendimiento de Karim Benzema.

El francés, desaparecido en el último partido ante el Girona, ha arrancado la temporada muy lejos de ser el Benzema decisivo que fue en otros tiempos. Desorientado en el campo, errático y, lo que es peor, con la pólvora mojada, el francés ni marca ni es importante.

Algo que desde dentro del vestuario no está pasando desapercibido y ya son varias las voces que reclaman un cambio respecto a las titularidades. Entre ellos Asensio, que ve como por decreto es relegado partido si partido también al banquillo mientras Benzema sigue gozando de todos los minutos que quiere.

Zidane lo tiene claro

Pero nada hace pensar que esto vaya a suceder. Zidane está encantado con este rol de ‘nuevo Morata ’que tiene Asensio entre otras cosas porque el técnico galo sigue considerando a Benzema como el mejor preparado para acompañar a Cristiano en la delantera.

De momento, y todo apunta a que seguirá igual, Asensio tendrá que conformarse con ser la segunda opción.