Luca Modric explota por el nuevo capricho de Florentino Pérez |EFE

Modric suelta una bomba que revienta el Real Madrid

stop

El croata está que trina y lo cuenta todo

06 de noviembre de 2017 (13:06 CET)

Ojo a la que se va a liar en el Real Madrid. Zinedine Zidane tiene a un crack muy enfadado y que ya ha expresado su malestar. No es ni más ni menos que Luca Modric.

El croata fue suplente en el último partido de Liga del Real Madrid frente a Las Palmas. Pero pese a la victoria de los blancos, a Zidane le ha salido un nuevo problema y de los gordos. Luca no entiende su suplencia y está que trina.

Ya durante la semana se habló de que Zinedine tenía intención de rotar y dar aire nuevo a un equipo lento y falto de ideas. Los cuatros señalados tras la dolorosa derrota en Champions fueron el propio Modric, Marcelo, Kroos y Casemiro.

Pero fue al centrocampista a quien le tocó pagar los platos rotos y chupó banquillo. Una decisión que no le ha sentado nada bien, sobretodo viendo como están alguno de sus compañeros.

Lo lógico, según Luca, es que Zidane hubiese sentado a Benzema, de largo el que peor está jugando. Pero el técnico francés no se atrevió a señalar a su compatriota.

Pero de los cuatro que tenían que rotar sólo lo hizo él. Una decisión que le hace sentirse señalado.

Un futuro incierto

Y es que Modric no tiene decidido aún que es lo que hará la temporada que viene. Tiene varias ofertas interesantes para salir del Real y las está examinando a conciencia.

De momento el croata está centrado en ayudar a su selección a conseguir un billete para Rusia (Croacia se juega la repesca ante Grecia). Todo parece indicar que la selección croata superará sin problemas a los griegos y disputarán el Mundial.

Un escaparate perfecto para Modric. No quiere seguir siendo suplente y como le llegue alguna oferta de su agrado se irá. Cree que su etapa en el Madrid está llegando a su fin y busca un último gran contrato. O cambia mucho la situación o el crack hará las maletas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad