Luka Modric pide 30 días (o la oferta que lo saca del Real Madrid) | EFE

Modric se las tiene con un crack del Real Madrid para defender a Gareth Bale

stop

El croata hace valer sus galones en el vestuario

15 de septiembre de 2017 (23:01 CET)

Gareth Bale no termina de arrancar y su tiempo se acaba en el Santiago Bernabéu. La relación del galés con el Real Madrid ha sido de amor-odio todo este tiempo. De carácter frío y siendo protagonista de un arranque dubitativo, Bale convenció al madridismo con goles y títulos en su primera temporada.

Tras la conquista de la Décima, no obstante, todo cambió para el de Cardiff. Su juego grandes momentos interrumpidos por lesiones, y desde que recayera en la enfermería durante el Clásico ante el FC Barcelona su caída está siendo en picado.

El once madridista está pasando por uno de sus peores momentos desde que aterrizara en Chamartín y se nota en su juego. No tiene confianza y la afición responde con pitos en cada una de sus acciones erróneas.

Consciente del apoyo que necesita Bale para volver a sacar su mejor versión, sus compañeros de equipo tratan de animar al galés. Pero no todos reman en la misma dirección, y esa división de opiniones ha molestado mucho a Luka Modric.

El toque de atención del croata

Modric es uno de los pocos futbolistas cercanos a Bale dentro del vestuario blanco. El extremo zurdo –reconvertido a cien mil posiciones a día de hoy- es una persona tímida y su relación cuajada con el croata en el Tottenham Hotspur se trasladó a la caseta merengue

Por esa razón, al recién bautizado diez madridista no le han sentado nada bien las rajadas de Isco al galés. El malagueño rara vez muestra su apoyo a Bale en público y en su seno interno aire los problemas que produce.

Isco es el rival más directo de Bale por un puesto en el once y considera injusto que parta por delante de él, por lo que no duda en hacer piña junto a Marco Asensio para criticar al galáctico en apuros.

La intervención de Modric ha pasado por recordar que los valles en el rendimiento llegan a todos, y entonces será necesaria la protección del vestuario. Bale vive horas críticas, pero el apoyo de sus compañeros no es unánime.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad