Florentino Pérez, con Modric renovado, activa una operación a tres bandas para liquidar al Barça de Messi | EFE

Modric monta la de Dios en el Real Madrid: ojo a lo que sabe (y Lopetegui está en el lío)

stop

El centrocampista croata frunce el ceño con la última decisión de Florentino Pérez

14 de junio de 2018 (22:40 CET)

Con el ceño fruncido y el gesto preocupado. Así se quedó Luka Modric cuando supo que Julen Lopetegui era el elegido para relevar a Zinedine Zidane en el banquillo.

El Real Madrid apuesta por un claro conocedor del fútbol español que tiene en varios de los componentes de la selección española a sus niños mimados. Especialmente Isco Alarcón.

Lopetegui ha reconocido públicamente que “Isco es un jugador que me apasiona” y también tiene fe ciega en Marco Asensio, Lucas Vázquez y demás jugadores españoles del Madrid.

Esto es un aviso a navegantes de Florentino Pérez que pasa por reconfigurar el club blanco a corto plazo a través de dos premisas: rejuvenecer y españolizar la plantilla.

Modric no es español ni joven. El croata de 33 años ultima sus años como profesional y sabe que un entrenador que no confíe en él puede hundir sus últimos años de carrera.

Iniesta, un espejo para Modric

El líder de la selección de Croacia admira mucho a Andrés Iniesta y a menudo lo toma como ejemplo a seguir: Iniesta se fue antes de arriesgarse a ser condenado por un entrenador que dejase de confiar en su edad. Especialmente tras el fichaje de Coutinho.

Modric cree que eso le puede pasar a él con Lopetegui si el seleccionador prioriza a otros jugadores. Y un mal año le puede cerrar las puertas para firmar un último contrato multimillonario.

Thiago Alcántara o el relevo de Modric

Además de apostar por los españoles del Madrid, Lopetegui sería partidario de cerrar algún otro fichaje de la selección. Uno que le gusta mucho es Thiago Alcántara.

En caso de que se cierre ese fichaje, sería un competidor directo para Modric. Y contaría con la ventaja de que Lopetegui confía mucho en él.

Dicen desde Rusia que el enfado de Modric es de dimensiones siderales. No quiere tener que salir del Madrid por la puerta de atrás, pero no las tiene todas consigo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad