Modric  | EFE

Modric destripa al Real Madrid (y a Florentino Pérez): “Cristiano Ronaldo tiene razón” (y es brutal)

stop

El lío estalla en la victoria de los blancos contra el Girona

27 de agosto de 2018 (00:09 CET)

El Real Madrid venció ante el Girona (1-4) en un partido en el que hasta la segunda parte no convenció. Los de Julen Lopetegui volvieron a dejar muchas dudas  al inicio y se volvió a ver un Madrid inoperante en ataque. No fue hasta el segundo tiempo que aprovecharon la arriesgada apuesta de Eusebio, que siempre fue a por el partido, para golear a los catalanes y sumar la segunda victoria dela temporada.

Sin ir más lejos, los dos primeros goles fueron de penalti. Pero la noticia no fueron las carencias en el arranque del Madrid. Ni la victoria blanca. El lío estuvo en el banquillo, donde Lopetegui, para sorpresa de todos, volvió a dejar a Luka Modric.

El vasco optó por un 4-2-3-1 formado por un doble pivote con Casemiro y Kroos, con Marco Asensio haciendo de Cristiano Ronaldo, y con Isco en la media punta. Y no fue la última sorpresa. Nacho mantuvo la titularidad por delantera de Raphaël Varane.

El Real Madrid arranca a base de penaltis

A los blancos les visitaron los fantasmas del pasado y no se les vio cómodos sobre el terreno de juego en ningún momento del partido. La presión de los de Eusebio era asfixiante.

Por un momento los visitantes lograron salir de ella y Karim Benzema superó a Bono, pero el colegiado anuló el tanto por fuera de juego del francés. La respuesta la pusieron los catalanes a los pocos minutos con un golazo del canterano madridista Borja García, que no celebró el tanto.

El guión no cambió en los siguientes minutos. El Real seguía sin disparar entre palos. Hasta que Asensio abrió las puertas de la remontada provocando un penalti claro. Sergio Ramos transformó a lo Panenka para igualar el marcador, que ya no se movería hasta la segunda parte.

Sergio Ramos Girona

Los de Lopetegui salieron  a otro ritmo. Se fueron haciendo poco a poco con el control del partido y así llegó el primer disparo de Bale. Bono lo rechazó, pero no pudo hacer lo mismo a los cinco minutos del reinicio, cuando Asensio provocó el segundo penalti de la noche. Esta vez era Benzema el que transformaba la pena máxima y ponía por delante a los blancos.

Nueve minutos después, Bale dejaba el partido visto para sentencia anotando el 1-3 a pase de Isco.

Gareth Bale girona

Eusebio realizó el primer cambio en el 58’, metiendo a Stuani, en lo que fue una clara declaración de intenciones: iba a por el partido. Pero dos minutos después, Bale dejaba el partido visto para sentencia anotando el 1-3 a pase de Isco.

Aleix García entraba más tarde por Pere Pons, mientras llegaba el turno de los cambios para el Madrid. El míster dio entrada a Varane por Marcelo, que sufrió algunas molestias. Más tarde, en el 75’ Modric entraba para sustituir a Isco. El croata tuvo 15 minutos.

Eusebio respondía con la última sustitución. Entró Aday Benítez por Pedro Porro. Y como ocurrió cuando entró Stuani, el Real respondió con otro gol. Karim anotó el cuarto. El partido prácticamente murió cuando Lopetegui dio entrada a Lucas Vázquez por Bale y los blancos sellaron definitivamente los tres puntos. Pero ahí empezaba el lío.

Luka Modric se acuerda de Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo tiene razón”, pensó Modric cuando supo que no estaba en los planes del once titular de Lopetegui. El croata recordó uno de los motivos por los que se fue el portugués este verano.

Además de los económicos (Cris quería igualar a Leo Messi como mejor pagado del mundo), el de Madeira huyó de un Real Madrid que avisó que con la llegada de Lopetegui caería en manos de los españoles. Ya entonces se vivió una guerra civil que terminó con el técnico comiéndose los turrones en casa y el ‘7’ bianconero advirtió de que el Madrid iba camino de convertirse en otra casa de los líos.

El Madrid, un equipo en manos del clan de los españoles

Un equipo liderado por un míster sin demasiada personalidad que iba a poner por delante a sus hombres de confianza antes que los que realmente están al máximo nivel. Un conjunto controlado por un clan de poder dominado por los nacionales liderados por Sergio Ramos, Isco Alarcón y Marco Asensio. Y Modric lo está experimentando en primera persona.

Un Luka que ya quiso irse hace un mes, cuando tuvo la oportunidad de cerrarlo con el Inter de Milán. Florentino Pérez le arregló entonces el contrato porque no podía permitir que se le fueran dos pesos tan pesados como Cristiano y él. Pero tiene más que claro que así no seguirá. No con los 15 minutos de la basura en un choque ya decidido como ocurrió este domingo en Girona

El representante del centorcampista ya avisó de que su activo se iría al Inter antes o después. Antes es enero, después, en verano. Y el de Zadar no fue el único perjudicado.

Raphaël Varane se alinea con Modric

El defensa francés también empezó el encuentro en el banquillo. Nacho volvió a ser el central titular junto a Ramos. Julen volvió a poner al canterano por delante de un campeón del mundo como e indiscutible de Zidane como Varane.

Y mucho ojo porque el asunto está generando una división en el vestuario. Kroos y Bale, como Modric y Varane, ya saben quién saltará del once en las rotaciones. Ya pueden calzarse.

Marcelo y Casemiro también tendrán con mil ojos. De momento no tienen relevos de garantías,  pero no estará de más que se cubran las espaldas.

Pacto con Courtois

Thibaut Courtois banquillo girona

Lo de Keylor Navas es un caso aparte. El costarricense mantuvo un día más la titularidad, pero sabe que después del parón se le acabó. Courtois no ha venido a jugar en el Real Madrid: ha venido a ser titular.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad