Luka Modric | EFE

Modric acepta la oferta. Y Zidane lo cambia por él. Despedida en el Real Madrid

stop

El croata se acerca a la rampa de salida

23 de diciembre de 2019 (10:40 CET)

Paul Pogba era una de las peticiones expresas de Zinedine Zidane el pasado verano. El crack francés y Eden Hazard eran las dos exigencias del míster para acometer los objetivos impuestos por los responsables para esta temporada.

El técnico le quería como nueva piedra angular del equipo. El relevo de un Luka Modric del que el técnico consideraba que lo mejor ya se vio.

Realmente, el croata no ha vuelto a ser el mismo desde que el año pasado fue nombrado The Best y Balón de Oro. Las actuaciones del de Zadar han estado dejando mucho que desear. Y en el club son muchos los que han remado por su salida el pasado verano. Uno de ellos Zidane.

Modric pierde protagonismo

Además, el míster no le veía para ser titular indiscutible y no quería tener problemas con Luka, al que no le gusta en absoluto estar en el banquillo.

El ex del Tottenham ha mejorado en las últimas semanas. Ha recuperado gran parte de su forma física y ha aprendido a dosificarse para aparecer en los momentos importantes.

Modric busca una salida

Pero el técnico ya ha encontrado a su relevo. Un jugador al que en Chamartín ya llaman el “Pogba low cost”. Hablamos de Fede Valverde, al que Zidane pone cada vez más a menudo por delante de Modric. El uruguayo está siendo una de las mejores sorpresas de la temporada. Tiene gol y técnica depurada como Modric, a lo que suma un físico importante.

Un panorama que deja en una difícil situación a Luka, al que le quedan dos telediarios en el club merengue. El croata lo sabe, y no quiere vivir su final en el Madrid desde el banquillo. Tanto es así que estaría dispuesto a entrar en una operación que trae entre manos Florentino para el próximo mercado invernal.

Trueque bomba en enero

Christian Eriksen es uno de los objetivos del Madrid. El jugador danés termina contrato en junio de 2020 y los blancos pretenden llevárselo gratis en verano o a un precio low cost en enero. Y valoran meter en la operación a Modric para hacerse con sus servicios en las próximas semanas a coste cero.

Christian Eriksen | EFE

El Tottenham por su parte, estaría encantado de reabrir las puertas a su hijo pródigo. Mientras que el crack aceptaría sin dudar regresar a la que fue su casa. Además, sabe que con José Mourinho, para el que fue una pieza clave cuando estuvo en el Madrid, tendrá el peso que ha perdido en Chamartín. Enero podría ser el mes de la despedida de Modric en el Real Madrid.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad