Messi revienta la fiesta en el Real Madrid con una bomba en el Barça (y Florentino Pérez lo sabe)

stop

Cristiano Ronaldo y la MSN se imponen 

Messi revienta la fiesta en el Real Madrid con una bomba en el Barça | EFE

14 de mayo de 2017 (21:55 CET)

Dos verdes. No han fallado. Tanto el Real Madrid como el FC Barcelona han salido airosos de sus respectivos duelos. Los dos peces gordos se han impuesto en el marcador y se han llevado los tres puntos este domingo.

Mientras que el cuadro de Luis Enrique Martínez ha dominado de principio a fin en el Estadio de Gran Canaria ante Las Palmas (1-4), el equipo madrileño ha pasado algunos apuros pero se ha impuesto con contundencia (4-1).

Con un once titular muy arriesgado, Zinedine Zidane ha mantenido la cabeza fría. Marcelo ha quedado fuera de la convocatoria por descanso; Asensio, Kovacic, Kroos y James han ocupado la medular; Morata y Cristiano han dominado en la línea de ataque.

Así pues, grandes cambios en el conjunto inicial que ha funcionado a medias tintas. El Madrid se ha impuesto con dos goles tempranos de Nacho y CR7, pero el Sevilla les ha puesto contra las cuerdas con un tanto al inicio de la segunda mitad.

Sin embargo, los merengues han aguantado bien la presión andaluza. Con unos cambios que han aportado aire fresco a la medular –Lucas, Casemiro y Modric-, el equipo de Zizou ha impuesto de nuevo su dominio.

Cris ha vuelto a ser el líder; con un golazo en el minuto 78, el luso ha sentenciado el partido, ha acercado la Liga a los blancos y ha anotado su gol 400 con la camiseta merengue. Kroos ha puesto el broche de oro con el cuarto gol.

Y es que el detalle clave de este encuentro ha sido la despedida de James Rodríguez al ser sustituido en el Santiago Bernabéu. Los rumores de salida toman fuerza, después de que el colombiano haya dedicado unos instantes a agradecer el apoyo del público madridista. Un gesto alarmante.

La segunda final

Sin embargo, esta euforia que se respira en la casa blanca tiene los días contados. La concentración debe ser total, ya que el próximo miércoles a las 21.00 horas, los merengues tienen un nuevo duelo clave. Ante el Celta de Vigo, los madridistas se juegan, de nuevo, la Liga.

En este caso, parece que será el partido clave. Eliminados de Europa, los gallegos tienen en sus manos hacerles un gran favor a los azulgranas. Y es que la confianza entre los pesos pesados culés es total; en el Camp Nou sostienen que el Madrid hará un año en blanco.

Al parecer, la opinión de los más veteranos barcelonistas, en especial de Leo Messi, va en una dirección clara: la euforia en el Bernabéu es total, aunque la realidad es que aún no han ganado nada. Esta ilusión desbordada les puede jugar una mala pasada.

Y es que el Celta les puede hacer un gran favor al Barça; la motivación para vencer al Madrid es total, ya que son varios los factores que les acerca a los azulgranas.

Luis Enrique Martínez dejó muy buenas sensaciones en Balaídos; un buen recuerdo. Además, el buen feeling entre el resto del cuerpo técnico y entre ambas plantillas es una evidencia. Por ello, parece que si alguien puede perjudicar al Madrid este es el Celta. Así se espera en el Camp Nou.

Por su parte, en el Madrid también son conscientes de que el duelo clave es el del próximo miércoles. Ganar al Sevilla era un paso importante, aunque los gallegos llegan extramotivados. Florentino Pérez y Zidane son conscientes de ello, por lo que la concentración es total. Clave.