Vinícius | EFE

Messi o el humillante mote de Vinícius (y se lo ha puesto Sergio Ramos) que resume el Clásico (y lo que es el Real Madrid de Solari)

stop

El brasileño queda señalado tras otro Clásico sin puntería

02 de marzo de 2019 (22:38 CET)

El Real Madrid ha caído por 0-1 ante el Barça y ha dejado claro que el equipo blanco es un 'quiero y no puedo'. 

Rakitic da la victoria al Barça

En la primera parte, los de Valverde salieron dispuestos a sentenciar el partido desde el inicio. Tras varios avisos, Rakitic recogía un balón dentro del área y en el 26’ le hacía una vaselina a Courtois y ponía el 0-1, que acabó siendo definitivo.

Duro golpe para un Madrid inoperante, que lo intentó, pero no pudo batir a Ter Stegen. Al descanso se llegó con ese resultado y con Sergio Ramos golpeando a Messi en una jugada que reabrió la polémica. 

En la segunda mitad, los de Solari intentaron también empatar el partido. Sin embargo, el portero alemán se hizo grande y fue un 'quiero y no puedo'. Los blancos dejaban escapar tres puntos importantes y, prácticamente, decían adiós a la liga. Un nuevo golpe en casa ante el eterno rival y es el segundo en tres días. 

El mote a Vinícius

Tras el pitido final ha salido a la luz el mote que Sergio Ramos y otros miembros de la plantilla madridista han puesto a Vinícius. Cuentan, desde dentro del vestuario, que le llaman el ‘nuevo Robinho’ o el ‘triatleta’ porque corre, hace bicicleta y luego nada. En alusión a que lo intenta y lo intenta, pero nunca llega a buen puerto.

Vinicius clasico ter Stegen

Hoy se volvió a ver la versión más desesperante del brasileño. Tuvo una ocasión en la primera parte y la mandó al limbo. En la segunda, también disfrutó de varias situaciones de gol, pero no encontró la manera de sorprender y batir al guardameta alemán.

Lo que es el fiel reflejo de este Real Madrid, un equipo que tiene mucha ilusión y muchas ganas, pero que no tienen la calidad de un equipo solvente y maduro como el de Valverde. Y es que el Barça ya no teme jugar en el Santiago Bernabéu y ahora, cada vez que visita Chamartín tiene unos partidos plácidos.

Los señalados de los Clásicos

Muchos han quedado señalados, a parte de Vinícius. Benzema es como el Guadiana, se le ve unos días y otros no, la mayoría de ellos. Bale está completamente ausente y no aprovechó la oportunidad que le brindó Solari. Kroos está pensando más en su futuro que en la presente temporada y Modric, reciente Balón de Oro, no encuentra el nivel ni el rendimiento que le llevó a ser en 2018 el mejor del mundo.

Luka Modric | EFE

Los deseados por Florentino

Y es que llevan tiempo valorando desde la zona noble del Santiago Bernabéu que hay que buscar refuerzos y nuevos alicientes. Para eso, Neymar sigue siendo el que más gusta en el palco de Concha Espina para liderar el nuevo proyecto blanco.

Además, Florentino sigue empeñado en hacerse con los servicios de un delantero de garantías que asegure goles y pueda sustituir o dar descanso a Benzema. Ese nombre que sigue ganando enteros, cada fracaso del Real Madrid, es Kane.

El inglés está valorando salir del Tottenham y buscar nuevos retos en un equipo que opte a todos los títulos y pueda alzarse con la Champions, algo que no ha podido realizar con los ‘spurs’.

Icardi, Hazard, un lateral izquierdo y un central son otros nombres y puestos que también están siendo tanteados por la directiva blanca. Lo cierto es que, tras este Clásico, el Real Madrid ha demostrado que sigue teniendo mucho complejo ante un Barça superior en los últimos años. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad