Leo Messi | EFE

“Messi no te quiere”. Y llama a Zidane. La bomba de Florentino Pérez (y es muy gorda) para el Real Madrid

stop

El crack que se deja querer por el club blanco

16 de abril de 2019 (13:50 CET)

Siguen los movimientos en torno al Real Madrid. Y es que la realidad que se vive en Barcelona y en la capital española no tiene nada que ver. Los de Ernesto Valverde vivirán esta noche otro momento clave de la temporada (se juegan el pase a semifinales ante el Manchester United en el Camp Nou) mientras lo blancos lo verán desde el sofá de su casa conscientes de que la temporada está más que perdida.

De ahí que la política de fichajes tampoco vaya a ser la misma en los dos clubes. El Real busca una revolución ensu plantilla con grandes nombres que vuelvan a ilusionar al madridismo mientras que en el Barça lo que se buscan son jugadores que refuercen ciertas posiciones de un bloque ya más que hecho.

La bomba de Florentino Pérez

Y en esa diferencia Antoine Griezmann juega un papel importante. El francés está decidido en dejar el Atlético de Madrid este verano. Y, pese a que desde la directiva culé apunten lo contrario, el galo se ha dejado querer por los azulgrana. Pero Leo Messi le ha vuelto a cerrar la puerta de nuevo como ya hizo el verano pasado. De ahí que desde su entorno le avisen: “Messi no te quiere”.

Griezmann y Messi | EFE

De hecho, Bartomeu lo descarta: “Si nos dice que quiere venir? Tendremos que hablar con nuestro entrenador, pero el tema Griezmann no está ahora mismo sobre la mesa”, apunto recientemente en una entrevista.

Es por eso que Griezmann ha llamado a Zidane para ofrecerse. Y ojo porque Florentino Pérez lo sabe, y la idea le gusta. Sabe que por 120 millones se llevaría a una bomba al Bernabéu. Un jugador top que conoce la Liga y que lo único que busca son títulos de prestigio. Un candidato perfecto para este nuevo proyecto.

De momento el nombre sí que está encima de la mesa del Real. Ahora falta que el jugador de el paso definitivo si ve que el Madrid tiene un interés real en él. Algo que cada vez parece tener más sentido para Zidane y para Pérez.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad