Messi manda un whatsapp con el cántico de "Cristiano Ronaldo Balón de Oro"

stop

El recado del líder del Barça

El fichaje que Cristiano Ronaldo le pide a Florentino Pérez para el Real Madrid (y es bestial)

05 de junio de 2017 (18:24 CET)

Protagonista total. El pasado domingo, el Santiago Bernabéu vibró con la gran fiesta de celebración de la Duodécima Champions del Real Madrid. Tras pasear por las calles principales en el autocar y presentar la Copa de Europa a Cibeles, el equipo se adentró al estadio.

Con un montaje de luces y música espectacular, la comunión entre el madridismo y la plantilla fue total. Un escenario y ocho pantallas decoraron el verde para que la plantilla pudiera festejar con el público este Doblete de Oro.

Uno a uno, el cuerpo técnico y los futbolistas fueron subiendo al podio central. Con la presentación personalizada que Miki Nadal hizo de cada jugador, el público se volcó. Sin embargo, tres nombres resonaron por encima del resto: Zinedine Zidane, Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo.

El gran gancho

El astro portugués fue el merengue más coreado en la gran fiesta. De hecho, la grada se deshizo en aplausos y halagos cuando fue el turno de CR7. El coliseo blanco vibró y agradeció al gran líder su papel decisivo en este tramo final de temporada.

Aun así, la cosa no quedó aquí. Cuando el luso cogió el micrófono para dedicar unas palabras a los seguidores, el ambiente enloqueció. Junto a los gritos del público, Cris comenzó diciendo: "Uno, dos y tres, ¡siuuuuuh!".

A estas sonadas palabras, el de Madeira añadió: "La verdad es que fue una temporada espectacular con todos los compañeros, entrenadores y los que han estado con nosotros. Estamos todos de enhorabuena".

Tras esta primera parte formal, el público alentó a su ídolo al unisón de "Cristiano, Balón de Oro". Ni corto ni perezoso, Cristiano se animó y se sumó a cantar este mismo reclamo con el resto de sus seguidores.

Como era de esperar, este cántico ya ha dejado reacciones de todo tipo. Mientras que los admiradores de CR7 aplauden esta euforia, los grandes rivales tachan de 'prepotente' y 'creído' a Cris.

Tanto es así que desde el Barça las declaraciones tampoco han tardado en llegar. Tal como desvelan varias voces allegadas al Camp Nou, parece que el líder culé también ha dado un paso al frente entre bastidores.

Leo Messi no ha dudado en comentar con sus confidentes del equipo azulgrana este cántico. Al parecer, el mensaje del argentino es claro y directo: Aún no está nada decidido. Cierto es que Cris tiene todo de cara, pero la pulga está dispuesto a ponerle las cosas muy complicadas al luso.

El conjunto barcelonista no ha estado a la altura de Messi, por lo que sin equipo el atacante no puede tirar del carro solo. Ahora bien, a Leo le queda mucha cuerda.