Luis Suárez y Messi | EFE

Messi, Luis Suárez y Piqué también lo saben: “Hay tres manzanas podridas en el Real Madrid” (y una apesta)

stop

Los pesos pesados del Barça y el lío en el Santigo Bernabéu

29 de octubre de 2018 (14:07 CET)

El Barça llegaba al Clásico del pasado domingo consciente de que, una victoria, acabaría de hundir al Real Madrid. Y fueron a por ella desde el primer minuto. Lo que no esperaban ni Leo Messi (que volvió a ver el partido desde la grada) ni Luis Suárez ni Gerard Piqué fue acabar el partido con una ‘manita’.

Pero así fue. El Madrid demostró que tiene graves problemas. Y no sólo en el campo, pero en el fondo, por mucho que más de uno apunte al banquillo y al palco, los que ganan y los que pierden son los jugadores.

Y ahí, como apunta más de uno en las redes sociales, “Hay tres manzanas podridas en el Real Madrid”. Tres nombres que están en boca de todos en el Bernabéu y no precisamente por ir acompañados de elogios.

Las “manzanas podridas” del Real Madrid

El primero de ellos es Marcelo. El lateral, por mucho que lleva ahora tres partidos seguidos marcando, está teniendo una temporada más que floja. Muchos son los que aseguran que el brasileño siempre acaba dando la cara cuando llegan los meses importantes, pero en el club están hartos de ver cómo se pasa meses en el dique seco.

Nacho, Bale, Marcelo y Benzema | EFE

Es uno de los capitanes y no gusta esa actitud de jugador venido a menos que tiene en muchos casos el carioca. En la directiva lo tienen claro: el próximo verano, adiós y gracias.

El segundo de ellos es Karim Benzema. El francés volvió a demostrar ante el Barça que no es un delantero que esté a la altura del club. No marca, no asiste, no corre, no aporta…un drama.

Y en la directiva lo sabe. El problema es que la alta ficha y los más de tres años de contrato que le quedan con el Real hacen muy difícil que algún club de primer nivel quiera pagar una millonada por él.

Sergio Ramos está en el punto de mira

Pero quizás uno de los que más señalados ha quedado tras la goleada encajada en el Camp Nou ha sido Sergio Ramos. El capitán volvió a demostrar que está lejos de su mejor nivel y que ya no es ese central que tanto respeto imponía hace tiempo.

Sergio Ramos| EFE

Además, no son pocos los que desde dentro advierten que, tras la salida de Cristiano Ronaldo del vestuario, El andaluz se ha hecho el dueño y señor de Valdebebas. “Se cree el jefe”, apuntan.

El problema es que esa actitud no va acompañada con su rendimiento. Y allí es donde el central pierde toda la credibilidad. Seguramente la llegada de Antonio Conte, que será mucho más duro de lo que está siendo Lopetegui, bajará los humos de un Sergio que, de hecho, ya ha tenido el primer encontronazo con el italiano. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad