| EFE

Messi destapa cinco escándalos de Florentino Pérez en el Real Madrid (y uno es una salvajada)

stop

El argentino y las cinco bombas que dejan por los suelos al presidente blanco

16 de agosto de 2018 (18:55 CET)

​Leo Messi será el primer capitán y la cara más visible del Barça esta nueva temporada. Y, quizá por ello, parece dispuesto a dejar por los suelos al Real Madrid y a Florentino Pérez siempre que pueda.

Ahora, aprovechando la dolorosa derrota del eterno rival a manos del Atlético de Madrid en la Supercopa de Europa, en la que los de Julen Lopetegui cayeron por 4-2, el argentino ha visto una más que buena oportunidad para darle la primera estocada al eterno rival. ¿Cómo? Destapando cinco escándalos que dejarán en muy mal lugar a muchos en la casa blanca.

Zinedine Zidane  se marchó harto de Florentino Pérez

Y el primero de ellos tiene relación con la marcha de Zinedine Zidane. Desde el club, y en parte porque el técnico no quiso echar más leña al fuego, se vendió la idea de que el galo se había agotado y necesitaba un cambio de aires.

Florentino Pérez y Zinedine Zidane  | EFE

Pero Messi sabe que la verdadera razón por la que Zizou decidió hacer las maletas en cuanto pudo no es otra que su relación con Florentino PérezZidane estaba harto de ver como el presidente iba a la suya en cuanto a los fichajes, sin tener en cuenta las peticiones que él le hacía.

Al galo no le gustó nada la planificación deportiva de la temporada pasada, y cuando vio que desde el club se le estaba exigiendo que debía ser él quien este verano ‘pasara la escoba’ y fuera la cara visible que le dijera a Cristiano, entre otros, que debía irse, se negó.

La fuga de Cristiano Ronaldo

Eso sí, no fue el único que se marchó del Real harto de su presidente. Cristiano Ronaldo también. No es ningún secreto que el luso hubiese preferido quedarse en el Bernabéu muchos años, pero viendo, entre otras cosas, que Pérez no quiso darle el aumento salarial que pedía, puso rumbo a la Serie A, donde sí que tiene el cariño que tanto reclamaba en Madrid.

Pero más allá de cuestiones económicas, el hoy delantero de la Juventus ya se olía que Florentino Pérez, como se está viendo, no iba a optar por fichajes que elevaran el nivel de la plantilla ni por un técnico con voz y voto. De ahí que, cuando tuvo la oferta del club italiano encima de la mesa, la aceptó sin pensárselo dos veces.

Cristiano Ronaldo| EFE

Julen Lopetegui, un técnico en entredicho

Precisamente no es otro que Julen Lopetegui el protagonista del tercer escándalo que Leo ha puesto encima de la mesa. Y es que no es ningún secreto que el vasco es, según muchas voces en el entorno del club blanco, un entrenador ‘marioneta’ a las órdenes del presidente.

De hecho, el motivo por el que Zidane dijo basta es el que ha sentado a Julen en el banquillo del Bernabéu. Viendo que ninguno de los entrenadores top que sondeó el Real quiso venir, Florentino apostó por un técnico que sabía que no le daría problemas.

Julen Lopetegui  | EFE

Es más, ya hay quien dice que Lopetegui “es el nuevo Rafa Benítez”, y no son pocos los que, viendo el nivel del equipo y el drama del pasado miércoles en Tallin, el vasco no llegará ni a comerse los turrones.

Lopetegui, que nunca había dirigido a un grande de verdad en Europa, se está encontrando con una plantilla a la que le faltan varios refuerzos y que, por mucho que los está pidiendo, desde la directiva hacen oídos sordos. No tiene ni voz ni voto. Messi, como buena parte del madridismo, lo sabe muy bien.

Los fichajes no convencen

De hecho, el cuarto escándalo tiene relación con las llegadas de este verano al Bernabéu. Hasta ahora, excepto Courtois, la afición sigue a la espera de que llegue un crack que haga olvidar a Cristiano Ronaldo.

Álvaro Odriozola no es que ilusione en exceso a la afición. Por su parte, como bien avisaban muchos desde hace un tiempo, el globo de Vinicius se está desinflando. El brasileño llegó y desde el club se vendió la idea de que el Real había fichado a la mejor joya de Brasil y que iba a ser un crack. De momento, ni rastro de Vinicius que, además, parece estar más pendiente de la noche madrileña que del balón.

Florentino Pérez y Vinicius | EFE

A partir de ahí, el desierto. Los LuninFede Valverde u Odeggard, junto a otros, no son más que complementos a una plantilla que en dos años ha dejado escapar a jugadores como CR7James Rodríguez o Álvaro Morata, entre otros, sin tener un recambio de garantías.

Además, con la llegada de Julen Lopetegui al banquillo, el clan de los españoles ha ganado tanta fuerza que jugadores como MarceloModric o Kroos no verían con malos ojos su salida. El proyecto ya no transmite confianza.

La salvajada que cuenta Messi

Y es que ahí reside el principal problema de los blancos a día de hoy. Tal y como ha explicado Leo al resto de sus amigos y compañeros en el vestuario del Barça, no son pocos los astros que han decidido darle la espalda a Florentino y su Madrid.

Si bien es cierto que aún quedan unos días para que el presidente fiche a un galáctico que devuelva la ilusión a los aficionados merengues, los grandes nombres que tanto habían sonado han ido cayendo uno a uno.

Neymar y Mbappé han preferido quedarse en el PSGSalah, que parecía estar muy cerca del Bernabéu, renovó con el Liverpool. Por su parte, y pese a que su nombre vuelve a sonar, Kane hizo lo propio con el Tottenham. Y todo apunta a que Hazard seguirá en el Chelsea al menos un año más.

De ahí que ahora, a falta de galácticos, desde la capital se esté vendiendo que la solución pasa por jugadores como Cavani o Lewandowski, cracks que ya han dado lo mejor y que no cumplen con el perfil de galáctico.

Veremos si en la recta final Pérez decide tirar de chequera y callar bocas, entre ellas la de Messi. Sino, como bien creen muchos en el entorno blanco, la temporada puede ser muy dura para los blancos.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad