Messi desmonta el fichaje de Neymar por el Real Madrid (y mete miedo a Florentino Pérez)

stop

El astro argentino del Barça destapa las vergüenzas del crack brasileño del PSG

10 de mayo de 2018 (22:01 CET)

Donde las dan, las toman. En las últimas horas se ha sabido que no es oro todo lo que reluce en la relación de supuesta amistad entre Neymar y Leo Messi.

Para empezar, hay muchos intereses comerciales que convienen a los dos futbolistas. Por ello no son de extrañar los mensajes entre Messi y Neymar por redes sociales.

Se separaron cuando el brasileño decidió dejar el Barça y marchar rumbo al PSG, pero Ney siempre contó con el apoyo del astro argentino. Contra todo pronóstico.

Messi ha dicho que fue una baja sensible, pero que la pudieron compensar porque ayudó a que el equipo mejorase en tareas defensivas. El Barça ganó equilibrio y Jordi Alba, más profundidad.

Hay quien cuenta que Neymar se marchó rebotado. Y que Messi no hizo nada para detenerlo. Al contrario. Hasta daba la sensación de que al rosarino le parecía bien perderlo de vista.

El resquemor de Neymar con Messi y Luis Suárez 

Esto ha sentado muy mal al carioca, que siempre vivió a la sombra de Messi en el Barça. Sometido a su dictadura. Marchó para crecer, pero de momento no lo ha logrado.

Messi Neymar e hijos

En París se peleó con uno de los mejores amigos de Luis Suárez, Edinson Cavani. Ambos son íntimos de infancia. Una prueba más del resquemor que Neymar llevaba encima, queriendo imponer sus galones en el PSG desde el primer momento.

En privado se ha quejado de muchas cosas de Messi. Envidias salariales cuando se produjo el fichaje y el amiguismo que el argentino fraguó con Suárez, situándolo por delante de él.

Neymar es muy listo y no quiso entrar al trapo. Mantuvo el buen rollo, pero era obvio que Messi le hacía más ojitos al uruguayo. Hasta le regaló el penalti en homenaje a Cruyff.

Pero si Messi permitió todo aquello fue por algo. El astro argentino siempre ha sabido que Neymar era una persona tóxica. Peligrosa. No le convenía pelearse con él.

Los guiños de Neymar con Cristiano y Ramos  

Sus intereses personales están por encima de los colectivos. Ya sean los permisos vacacionales, el dinero o los minutos sobre el césped. Neymar lo exigía todo en el Camp Nou.

Messi alucinó de que un recién llegado tuviese tan altas pretensiones. Y le sorprendió que la cúpula del Barça se lo permitiese todo. Pero al final se lo quitó de encima. Eso sí, con aparente tranquilidad. Vendiendo al mundo la falsa imagen de que son fabulosos amigos.

cristiano neymar padre instagram the best

Por este motivo, Neymar se la fue devolviendo poco a poco: que si foto con Cristiano Ronaldo y su premio The Best. Que si me hago seguidor de Sergio Ramos en Instagram justo después del Clásico y de sus críticas a la actitud de Messi con el árbitro... Huele muy mal.

Sin embargo, el astro argentino es más inteligente de lo que parece. Y ahora que se acerca el fichaje de Neymar por el Real Madrid, el azulgrana empieza a remover basura.

Messi está deseando que Neymar coincida con Cristiano en el Madrid porque son iguales. Los dos priman los intereses individuales por encima de los colectivos. Nacieron el mismo día.

Florentino y el mal recuerdo de los galácticos 

Y en cuanto Neymar vea flojear a Cristiano, intentará matarlo para quedarse el trono del Real Madrid. Porque sabe que el del Barça no lo puede tener.

El carioca desembarcará en el Bernabéu exigiendo tratos de favor: más vacaciones que el resto, ir al cumpleaños de su hermana, ser el segundo mejor pagado y algún fichaje amigo.

 Los fichajes (y las bajas) de Neymar a Florentino Pérez para ir al Real Madrid | EFE

El PSG contrató a Dani Alves por él. Y ahora Neymar dejará a su amigo en París para hacer algo parecido con otro en el Madrid, donde formará el clan brasileño junto a Marcelo.

Pero en Madrid deben saber que Neymar no es Cristiano. Que el brasileño es el rey de la filigrana: mucho regate y pocos goles decisivos. Marca, pero no hace cifras escandalosas.

Neymar no es el líder que todos esperan, ni vale los 222 millones de euros que cobró el Barça por él. Pero es el capricho de Florentino Pérez.

Y en el Camp Nou lo recuerdan: hubo muchos caprichos en la era de los galácticos y el abuelo Florentino terminó tirado en la cuneta. Resucitó por los pelos.