Messi presiona al Barça con un fichaje de Lopetegui (y Florentino Pérez) | EFE

Messi calla: los muertos de Cristiano Ronaldo en el Real Madrid (y uno que huele muy mal)

stop

La estrella de Zidane ha dejado muchas víctimas por el camino

28 de mayo de 2018 (20:37 CET)

Es la estrella más mediática del Real Madrid. Demuestra año tras año sus galones y ascendencia en el vestuario blanco. Cristiano Ronaldo ha demostrado que su presencia es imprescindible y ha imprimido su carácter ganador a todos sus compañeros. 

Es, sin lugar a dudas, el fichaje más rentable de Florentino Pérez. Hace ya nueve años que el Madrid pagó 94 millones de euros por él al Manchester United. Ha quedado demostrado que no se equivocó. Ha conquistado cuatro Champions en cinco años, ensombreciendo al Barça de Leo Messi

En el club lo saben y lo respetan. Son conscientes de que no conviene discutir al luso su liderazgo en el conjunto de Zinedine Zidane. Por eso, muchas de las decisiones que se han tomado en el Santiago Bernabéu pasaron antes por las manos del delantero de Madeira.

La palabra de CR7 tiene mucho peso en el Real y cuando es ignorada llegan los problemas. Por mucho que se diga que en el Barça manda Messi y en el Madrid no manda Cristiano, a continuación las pruebas y vetos del portugués. 

Cristiano Ronaldo y la canción de cada año

No sería la primera vez que Cristiano amenaza con dejar el Madrid. Cada mercado estival parece estar dicha posibilidad sobre la mesa. Los motivos, señalan desde un sector de su entorno, responden a las intenciones de conseguir un aumento de sueldo. Sin embargo, sus exigencias tienen más motivaciones.

Cristiano siempre le ha gustado ser el número uno de su equipo: lo fue en el United (aunque le costó lo suyo) y lo quiere ser siempre en el Madrid. El delantero no soporta la idea de ver como un jugador de su propio vestuario le puede hacer sombra. De ahí las amenazas de fuga y los vetos a los galácticos que ha pretendido el Madrid en los últimos años.

Arturo Vidal, el primer ejecutado

Para encontrar el primer gran muerto en el armario de Cristiano hay que remontarse hasta el verano del 2015. Entonces Arturo Vidal fue uno de los fichajes que tenía en lista Florentino Pérez. El jugador entonces en la Juventus había sido juna de las revelaciones de la temporada y en el Madrid lo prepararon todo para acometer su fichaje.

Arturo Vidal celebra un gol con la Juventus

Pero Cristiano dijo “no”. El atacante recordó algunos problemas extradeportivos de Vidal (fiestas nocturnas, excesos de velocidad...), mientras que su representante, Jorge Mendes, avisó de que la contratación del centrocampista sudamericano podría agravar el problema de egos que había (y hay) en el Madrid. Finalmente Vidal fichó por el Bayern de Múnich.

Pogba, otra víctima de Ronaldo

Un año después llegaría otro veto. Paul Pogba, entonces también en la Juventus, fue el pretendido en verano de 2016. Pero el desenlace fue el mismo. Ronaldo amenazó con marcharse si traían al francés, lo que provocó que en Chamartín detuvieran la maquinaria de su fichaje. El futbolista acabó en el Manchester United a cambio de 120 millones de euros.

Pogba y su futuro lejos de Old Trafford | EFE

Lo mismo ocurrió ese mismo año con Zlatan Ibrahimovic. El sueco era un jugador mediático, había jugado en el Barça y llegaba al Madrid con la carta de libertad, después de haber finalizado su contrato con el Paris Saint-Germain. Además, podía ocupar la plaza que iba a dejar libre Karim Benzema, a quien el presidente del Real Madrid había puesto en venta por sus problemas extradeportivos.

Cristiano también se cargó a Ibrahimovic

Por su parte, el delantero había dado su visto bueno. El jugador salió del Barça por la puerta de atrás, cargando contra Guardiola y contra el excesivo poder de Leo Messi, mientras que en más de una ocasión había expresado que le encantaría jugar en el Real Madrid. Por su parte, Zinedine Zidane también estaba encantado con esta operación.

Zlatan Ibrahimovic marcó en los cuartos de final de la Champions contra el Manchester City | EFE

Pero de nuevo Cristiano y su representante intervinieron para dejar la operación en agua de borrajas, utilizando los mimos argumentos que con los dos otros cracks: "Si viene IbrahimovicCristiano se va", avisó Mendes. El ariete acabó en las filas del United.

Mbappé, rumbo al París Saint-Germain

El siguiente veto se produjo la temporada pasada. En este caso era Kylian Mbappé el que figuraba en la agenda blanca. Ni los 180 millones de euros que pedía el Mónaco eran suficientes para echar atrás al Real.

Mbappé suelta una bomba antes del real Madrid-PSG | EFE

Pero otra vez CR7 cerró las puertas a su posible llegada. Amenazó incluso de no volver a Madrid después de las vacaciones de verano si traían al delantero francés. Si no quería que nadie le hiciera sombra, menos un joven de 18 años (actualmente tiene 19). Mbappé terminó militando en el PSG.

Ni Neymar (ni Isco)

El último veto es el que huele peor y ha llegado recientemente, en la última petición de subida de sueldo del luso. Unas exigencias que coincidieron en el tiempo con las informaciones que apuntaban a que Neymar Jr no quería volver al PSG después de recuperarse de su lesión y de que para la prensa el Madridse convirtiera en el próximo destino del brasileño.

Cristiano Ronaldo se entera: Florentino Pérez mete a Neymar en un pelotazo (y está cerrado)

Además, el caos del brasileño incluye un extra. Una de las exigencias del brasileño es la continuidad de Isco Alarcón, tal y como viene informando Diario Gol. Un futbolista al que el de Madeira no puede ni ver.

Ronaldo le considera un jugador egoísta sobre el terreno de juego y un inconveniente para que pueda lucirse, así como un futbolista de poco fiar fuera del césped. En este sentido, Cris ya ha trasladado a los responsables que no quiere a Isco en el equipo el año que viene, lo que también cierra las puertas a Neymar.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad