Zidane y Florentino Pérez| EFE

¡Más Judas que Figo! Zidane acepta la venta al Barça. ¡Florentino Pérez tiene la última palabra!

stop

Traición en el Real Madrid de este crack del presidente

09 de mayo de 2020 (11:59 CET)

Luis Figo la hizo muy gorda en el FC Barcelona en el año 2000. El portugués, que por entonces era uno de los mejores jugadores del conjunto culé, cambió la camiseta azulgrana por la del Real Madrid de la noche a la mañana. Después de haber jurado amor eterno al Barça por activa y por pasiva, de afirmarlo en varias entrevistas a medios catalanes, la ciudad condal amaneció de repente con el luso siendo presentado como nuevo jugador de la entidad de la capital.

Las versione que circulan sobre lo ocurrido señalan que Figo firmó un precontrato con Florentino Pérez, con la casi total seguridad de que el empresario  no saldría elegido como presidente del club merengue. Sobre todo teniendo en cuenta que Lorenzo Sanz acababa de ganar su segunda Champions League en tres años.

Figo, contra las cuerdas

Pero el fútbol siempre guarda sorpresas. Florentino finalmente salió elegido. Y Figo se vio contra las cuerdas. O pagaba una cifra cercana a los 30 millones de euros o tendría que cumplir su preacuerdo.

Se conoce que Luis fue a pedir ayuda a Joan Gaspart, entonces presidente del club blaugrana. Pero este se negó a pagar la ‘multa’. Y el resto es historia.

El portugués asegura que no fue así. Que simplemente fue a comentarle a Gaspart que tenía una oferta del Madrid y que el entonces dirigente prácticamente lo echo de su despacho, diciéndole que si traía el dinero se podría ir, intentando responsabilizar de su fuga al ex presidente azulgrana. Y podría ser verdad. Pero lo que sí es cierto es que es el único que apela a esta versión. El resto de las partes implicadas se reafirma en la primera. En la de la traición.

Sea como sea, lo que ocurrió hizo tanto daño al barcelonismo que el nombre de Figo se ha convertido en prácticamente un insulto. En Barcelona ya no se dice “eres un Judas”, sino “eres un Figo”. Y eso que ya han pasado 20 años.

Venganza

Pero ahora, dos décadas después, el Barcelona tiene la oportunidad de resarcirse. El club catalán tiene a tiro a un crack madridista para llevárselo al Camp Nou.

Se trata de Dani Ceballos, que no es la primera vez que está en la órbita azulgrana. Ya lo estuvo hace dos veranos, cuando jugaba en el Real Betis terminó fichando por el Real Madrid.  Fue en verano de 2018. El de Utrera estaba firmando una gran temporada en el equipo andaluz y los dos grandes de la Liga se fijaron en él. Ambos presentaron una oferta y el asunto llegó hasta tal punto de que su representante mantuvo una reunión a tres bandas, en la que los eternos rivales pusieron sendas propuestas sobre la mesa.

Dani Ceballos | EFE

Ceballos elige al Real Madrid

La del Barça era inferior económicamente, pero le garantizaban minutos. El Madrid, por su parte, estaba dispuesto a pagarle más, pero no le podía asegurar un puesto en el once titular. Al final Ceballos se decidió por el Real. Creyó que podría convencer a Zidane de su calidad. Pero no fue así. Aquella temporada apenas contó para el galo y terminó saliendo cedido a final de temporada rumbo al Arsenal.

Ahora el jugador apura las últimas semanas de dicha cesión en el club londinense. Y su evolución de más a menos apunta a que los gunners no se lo quedarán. Zidane lo tendrá de vuelta el próximo verano. Pero el técnico no lo quiere. Ya le ha comunicado a Florentino Pérez que no cuenta con él.

Ceballos no cuenta para Zidane

Al mandatario no le parece mal dejarlo marchar si la oferta es buena. Sin embargo, la única que tiene hoy por hoy sobre la mesa no le gusta nada al dirigente. No porque no cubra las expectativas, sino porque procede de Barcelona.

Quique Setién lo quiere en sus filas. Considera que puede dar grandes cosas al equipo. Ofrecer al conjunto blaugrana el juego que desplegó con la rojita el pasado verano.

Quique Setién | EFE

Empieza el culebrón

Un Setién que le conoce bien de su etapa en el Betis y que ha trasladado a la directiva su deseo de contar con sus servicios. Y esa es precisamente la baza que quiere aprovechar el club catalán para convencer al crack: Setién. Él fue quién le dio la oportunidad en Primera División y con quién depslegó su mejor juego en la Liga. Y esperan que ello termine de convencer al crack.

Ceballos, por su parte, no quiere traicionar al Real Madrid. No quiere terminar mal con el club de la capital. Y no hará como Figo en su momento. Pero sí tiene claro que lo que quiere es jugar. Y tratará de convencer al presidente madridista de que le deje salir el próximo verano aunque sea rumbo al eterno rival.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad