Marquinhos negocia con Florentino Pérez a espaldas del Barça (y el Real Madrid mete a un crack de Zidane en la operación)

stop

El presidente mueve ficha

05 de mayo de 2017 (20:09 CET)

Doblete histórico. El Real Madrid va camino de completar una de las mejores temporadas de sus 115 años de vida.

Los blancos tienen pie y medio en la final de la Champions League después de vencer por 3-0 al Atlético de Madrid. Además, dependen de sí mismos en la Liga, con lo que los hombres de Zinedine Zidane tienen los dos títulos al alcance de las manos.

Sin embargo, los responsables no quieren olvidar que no todo ha sido un camino de rosas esta temporada. El Real arrasó en la primera mitad de curso, pero en la segunda llegó un bache que acabó con la trayectoria del Madrid en la Copa del Rey y abrió las puertas al FC Barcelona a luchar por la competición local, pese a que los catalanes también hayan firmado una campaña de lo más irregular.

Por eso ya se han puesto manos a la obra para confeccionar el equipo de la próxima temporada. En Chamartín no quieren repetir los mismos errores y quieren que el triplete sea la aspiración desde el primer día.

Objetivo: apuntalar la defensa

Una de las zonas a reforzar con urgencia es la defensa. Concretamente en la zona central. Pepe no seguirá el año que viene, mientras que las lesiones no dejan de cebarse con Raphaël Varane. Además, Los años no pasan en balde para Sergio Ramos y tarde o temprano empezará a necesitar descanso en los partidos menos importantes.

En la secretaría técnica rastrean el mercado en busca de un central de garantías, con experiencia a las espaldas y recorrido por delante. Que sea capaz de liderar la defensa cuando los pesos pesados no estén.

El elegido

Un defensa como Marquinhos, uno de los favoritos de Florentino Pérez. En la T4 del Santiago Bernabéu hace tiempo que andan tras sus pasos y todo apunta a que este verano abandonará el Paris Saint Germain en busca de un proyecto más sólido.

Además, el Madrid mataría dos pájaros de un tiro: apuntalarían la defensa con un primer espada y dejarían al Barça, equipo con el que tiene unas negociaciones abiertas, sin uno de sus deseados.

El jugador está tasado en 32 millones de euros, aunque todo apunta a que la operación no bajaría de los 40 'kilos'. Un dinero que Florentino considera demasiado elevado para un defensa tan joven. Por eso pretende incluir a un jugador madridista en la operación y realizar un cambio de cromos.

Posible intercambio

En el club no cuentan con Danilo. El lateral ha ido de poco a mucho menos desde que llegó al Bernabéu y en el cuerpo técnico no cuentan con él.

Desde China ha llegado más de una oferta por el ex del Oporto, pero el brasileño no quiere salir si no es a un grande, y el PSG da el perfil. Ahora el jugador debe dar el sí.