Marco Asensio o la mofa al Barça con dos cracks del Real Madrid (y hay video)

stop

El balear se ríe del equipo azulgrana en la celebración del pase a la final del Real Madrid

Madrid, 02 de mayo de 2018 (17:25 CET)

Fueron 90 minutos de sufrimiento, pero con el pitido final los jugadores del Real Madrid se despacharon a gusto sin ningún tipo de reparo. Tras un partido vibrante y pleno de emociones, el equipo de Zinedine Zidane alcanzó su tercera final europea consecutiva. La cuarta en cinco años.

El juego de los blancos, al igual que su temporada en líneas generales, dejó mucho que desear, y por ese motivo la final que se disputará en Kiev ha sido tan bien recibida entre la plantilla merengue.

Es un bálsamo al mal año y, además, puede dejar en nada el meritorio doblete doméstico conseguido por el Barça al ganar Liga y Copa. Por esa razón, más de un madridista se acordó del eterno rival mientras festejaba.

Es el caso de Marco Asensio. El balear es muy dado a celebrar en redes sociales cada uno de los triunfos blancos, y esta vez no ha sido menos. Dejando de lado por un momento su clásico vídeo con Isco Alarcón, Asensio se juntó a Kiko Casilla y Marcos Llorente para mofarse del Barça.

El Madrid celebra su pase a la final de la Champions League / EFE

En el vídeo grabado por Marcos Llorente en su Instagram, se aprecia como el guardameta suplente, Casilla, entona el himno barcelonista para la sorpresa y las risas de Llorente y Asensio.

El portero, natural de Tarragona, amigo de las celebraciones que dejan huella y fiel seguidor del RCD Espanyol tras su paso por Cornellá, no tuvo problema en burlarse del equipo azulgrana utilizando su canción para celebrar la histórica gesta del Madrid.

Asensio, al escuchar el tarareo de Casilla no pudo contener la carcajada, preguntando a Llorente si lo había grabado y diciéndole sin mucha insistencia que “no lo subiera”.

El mallorquín sabía sin duda que la mofa de Casilla tendría una gran repercusión y prefería poner la tirita antes de que se produzca la herida. Pero lo hizo sin mucho convencimiento, la alegría de amargar la temporada culé invadió a todo el equipo en el Santiago Bernabéu.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad