Sergio Ramos y Marco Asensio| EFE

Marco Asensio o “Es muy malo”. Sergio Ramos no lo quiere en el Clásico (y es titular del Real Madrid)

stop

Piden la cabeza de un galáctico para el choque contra el Barça

27 de octubre de 2018 (10:20 CET)

El paso de Keylor Navas por el Real Madrid no ha sido nada fácil. Cuando llegó a la capital procedente del Levante en la temporada 2014-15, después de haberse proclamado como el Mejor Portero de la temporada anterior, tenía por delante a Iker Casillas. Ese año Keylor disputó solo 11 partidos en los que encajó 8 goles.

Pero un año después todo cambió. Con el de Móstoles fuera del Madrid, asumió la titularidad.

Pero tenía el apoyo de muy pocos. Ni siquiera Florentino Pérez, autor de si fichaje, las tenía todas con el tico. De hecho, el presidente intentó quitárselo de encima con un cambio de cromos con David de Gea, portero del Manchester United. Como muchos recordarán, el fax impidió el intercambio.

Navas se hace el amo y señor de la portería

Así, Navas poco a poco fue ganándose el crédito de la mayoría con actuaciones espectaculares y números todavía mejores. Acabó la temporada con solo 31 goles encajados en 45 partidos.

Keylor Navas  | EFE

En las siguientes, no obstante, sui rendimiento bajó. En la 16-17 recibió 50 goles en 41 partidos. Registros parecidos a las del curso 17-18, en el que encajó 49 goles en 44 partidos.

Florentino y unos cuantos más empezaron a hablar de declive. Sin ir más lejos, Pérez intentó llevar a cabo el fichaje de Kepa Arrizabalaga para relevar a Keylor.  Pero entonces fue Zinedine Zidane el que se negó en plena rueda de prensa.

Florentino se sale con la suya

Este año, ya sin Zidane en el banquillo, Pérez si fraguó la contratación de un portero galáctico que tanto tiempo llevaba esperando. Thibaut Courtois aterrizó en Madrid. Y el belga no venía a jugar, sino a ser titular en el Real.

Como en ocasiones anteriores,  Navas mantuvo la cabeza alta y aseguró que seguiría luchando por ser titular.

Pero Courtois entró en el once inicial en el tercer partido de la temporada y desde entonces no se ha movido de debajo de los palos más que para la Champions.

Thibaut Courtois no da la talla

Pero ojo, porque las actuaciones de Courtois están dejando mucho que desear. “Es muy malo”, se ha escuchado por los pasillos del Santiago Bernabéu en más de una ocasión. Una opinión que comparten algunos de los pesos pesados del vestuario como Marco Asensio o Sergio Ramos. Y es que no hace falta más que ver que sus números no mejoran los de su antecesor.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad